La Paz. La Autoridad Jurisdiccional de Administración Minera (AJAM) de Bolivia revirtió 324 áreas mineras de enero de 2014 hasta septiembre último, al no registrar operaciones durante más de un año.

El director de la AJAM, Carlos Alberto Soruco, dijo ante periodistas en La Paz que el abandono de los yacimientos se debe, entre otros factores, a la caída de los precios internacionales de los minerales, hecho que desmotiva la producción.

"Yo creo que la caída de los precios tiene que ver con el abandono de algunas minas y no sólo está influyendo en actores productivos mineros que están en operación, sino que también influye en aquellos cuyas actividades todavía no han iniciado", señaló el funcionario.

De acuerdo con la Ley de Reversiones promulgada en septiembre de 2013, todas las áreas mineras que no tengan actividad durante un año son pasibles a ser revertidas.

En 2014, la AJAM revirtió 190 áreas mineras y en lo que va de 2015 las reversiones sumaron 134, lo cual hace un total de 324 áreas mineras, entregadas en concesión, revertidas.

El director de la AJAM manifestó que las áreas fueron revertidas a operadores privados y cooperativas.

Según Soruco, en el caso de las cooperativas mineras las reversiones se efectúan sólo a aquellas que tengan más de diez cuadrículas sin actividad.

"Si una cooperativa no ha hecho actividad minera durante un año y tiene menos de diez cuadrículas, entonces no se aplica la reversión, pero si tiene más de diez sí se aplica", precisó.

La AJAM es la entidad encargada de la dirección, administración superior, control y fiscalización de las actividades mineras y del registro minero en todo el territorio nacional.

El director ejecutivo de la AJAM indicó que mientras transcurra el tiempo y si los precios de los minerales sigan a la baja, lo más probable es que algunos emprendimientos mineros obtén por cerrar.

La renuncia o devolución de yacimientos es un acto unilateral de voluntad del titular de un derecho minero para dejar la concesión minera.

Respecto a solicitudes sobre las áreas revertidas, Soruco sostuvo que no existen muchas y "quizá la causa es que los precios del mineral no son muy atrayentes".

Señaló que existen solicitudes en otras áreas donde las oficinas regionales de AJAM son atendidas.