La Paz. La primera fase del estudio de prospección de la mina de uranio de Cotaje en Bolivia arrojó resultados negativos.

El gobierno afirma que se descartaría la explotación del yacimiento radiactivo porque la cantidad del mineral no justificaría implementar un proyecto minero rentable.

El Servicio Nacional de Geología y Técnico de Minas (Sergeotecmin) se encuentra ejecutando en el sector de Cotaje (norte de Potosí) un estudio de cuantificación de reservas de uranio, oro, zinc y otros minerales con una inversión de Bs 2,79 millones, subvencionados por la Gobernación de Potosí. El estudio debía concluir en octubre de 2010.

El secretario de Minería y Metalurgia del Gobierno Departamental de Potosí, Arnulfo Gutiérrez, informó, en contacto telefónico con La Razón, que ya concluyó la primera fase del estudio y se prepara el trabajo de la segunda etapa. Los resultados del informe preliminar se conocerán en los próximos días, dijo.

“El estudio en Cotaje tiene tres fases: prospección, exploración y evaluación. Se han detectado algunos indicios de presencia de uranio y ahora hay que ver si esto significa que hay un yacimiento o no”, dijo.

Al respecto, el viceministro de Desarrollo Productivo Minero Metalúrgico, Héctor Córdova, reveló a La Razón que “aparentemente esto (las reservas de Cotaje) no llegan al alcance que se pensaba y habría que descartar su explotación”.

De acuerdo con el Informe Final del proyecto de Prospección de Minerales de Uranio Cotaje-Márquez, elaborado por la Comisión Boliviana de Energía Nuclear (Coboen), Cotaje es “un depósito muy chico” y tiene unas reservas estimadas en 11,4 t/finas de uranio. “El depósito de Cotaje no contiene reservas geológicas y por lo tanto no tiene posibilidades de incrementar sus reservas a futuro”, señala el documento.

Mineral. La gobernación potosina invirtió en el estudio porque pretendía ampliar resultados anteriores que estimaban que la mina Cotaje “tendría 35.000 toneladas (t) de uranio”, informó Gutiérrez el 3 de septiembre del 2010.

La cifra fue confirmada por el ex ministro de Minería, Dionisio Garzón. Sin embargo, puntualizó, “la cantidad es insuficiente para pensar en concentrarlo e industrializarlo”. El uranio de Cotaje tiene una pureza (ley) de 0,08%, precisó la ex autoridad. En contraposición, las vetas encontradas en Argentina llegan a tener una ley de hasta 0,72%.

Datos oficiales señalan que en la región existen 11 “pequeños puntos” con potencial de contener uranio en estado natural que no son propiamente yacimientos concentrados, sino material diseminado.

“Hace algunos años, las operaciones mineras que se hicieron en esa zona fueron abandonadas, porque el costo de operación y el volumen de las reservas no justificaban el trabajo y la inversión que se tendría que hacer para explotar ese yacimiento”, recordó Córdova.

A decir de Gutiérrez, los resultados finales del estudio de prospección se conocerán en septiembre.

Potencial del material radioactivo

Un informe de seis ingenieros del Servicio Geológico de Estados Unidos publicado en agosto identificó en Bolivia un área de 100 mil hectáreas, en las que hay uranio y otros minerales valiosos.