La Paz. El Seguro Agrícola “Pachamama” comenzará a operar en abril de 2012 en los 60 municipios más pobres de Bolivia. El primer año se asegurará al 24,6% de la superficie cultivada del país y se beneficiará a más de 160.000 familias con un subsidio total al servicio de US$3,87 millones.

Los municipios que accederán al seguro el 2012 fueron elegidos en base a criterios de pobreza y de autoconsumo, señala la propuesta de Estrategia de Implementación del proyecto.

El seguro “ofrece cobertura contra todo: clima, incendios o plagas. Este primer modelo (catastrófico) es principalmente asistencialista. Los municipios beneficiados el primer año (60) tienen más del 90% de autoconsumo y, por ello, no se tomaron consideraciones comerciales a la hora de definir el monto de indemnización (US$100 por hectárea). Cuando estas personas pierden su producción sufren grandes tragedias”, informó el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez.

El seguro, anunció, comenzará a operar en la campaña de verano de 2012 (abril-junio) y el subsidio para estos productores será integral, alcanzando un monto de US$3,87 millones.

El proyecto de Ley de la Revolución Productiva, Comunitaria y Agropecuaria —que incluye la implementación del seguro y que está en debate en el Legislativo— establece que las fuentes de financiamiento del subsidio son el Gobierno central, los municipios y los gobiernos regionales, así como el subsidio cruzado (aporte de los privados agroindustriales).

“Mientras se discuta la aprobación de la norma en la Asamblea (Legislativa), nosotros estamos trabajando en los mecanismos de implementación del seguro, aunque este trabajo se iniciará de manera formal tras la promulgación de la ley”, manifestó Vásquez. El proyecto, agregó, fue elaborado tras el consenso con los movimientos sociales.

Para la cobertura del riesgo, el seguro toma en cuenta las caracteríticas de las cinco macrorregiones del país: Altiplano, valles, Chaco, trópico y amazonia a través de los mapas agroclimáticos, mismos que se concluirán en este mes.

Los productores pecuarios podrán acceder a la cobertura del Seguro Agrícola “Pachamama” posiblemente el tercer año de vigencia del mismo (2014). Sin embargo, aún se estudia bajo qué modelo de cobertura se encontrará este sector, anunció el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez.

Aunque aún no fueron convocadas para ser parte del proyecto de implementación del Seguro Agrícola, las compañías aseguradoras del país aceptaron el reto de ofrecer este servicio. Sin embargo, piden normas claras para ampliar sus operaciones en este sector.

Así lo informó el gerente general de la Asociación de Aseguradores de Bolivia (ABA), Justino Avendaño, luego de recordar que el sector todavía desconoce el contenido oficial del proyecto.

“Todas las compañías (aseguradoras) están en la disposición de trabajar con ese riesgo, pero es necesario que la futura ley y reglamentos establezcan claramente la participación del Estado y las privadas en el proyecto; de lo contrario, las aseguradoras no podrán asumir ese riesgo”, expresó.

Según el proyecto de ley que crea el Seguro Agrario, la cobertura del servicio se comenzará a otorgar con entidades financieras nacionales o internacionales hasta la consolidación de la aseguradora estatal del rubro.

A decir de Avendaño, al menos cuatro de las aseguradoras bolivianas (“Bisa, Latina, Alianza y La Boliviana Ciacruz”) ya ofrecen el servicio en la región oriental del país, “aunque no de una forma masiva”.

Las empresas, dijo, “no requerirán de mayores capitales” para ampliar sus operaciones en el sector, porque el riesgo será distribuido a compañías reaseguradoras del exterior, explicó el ejecutivo.

Asimismo, reconoció que la garantía del Estado (a través de la subvención) en el pago de la prima permitirá llegar a más clientes.

De acuerdo a norma, una vez aprobada la Ley de la Revolución Productiva, el futuro Instituto Nacional de Seguro Agrario (INSA) será el encargado de contratar a las firmas que presten el servicio.

Aunque se estableció cuatro líneas para el financiamiento del Seguro Agrícola, el Gobierno considera la posibilidad de utilizar los recursos de Adaptación al Cambio Climático (ACC) que se espera se incrementará en los próximos años.

Así lo reveló a La Razón el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez, a tiempo de recordar que el financiamiento para el subsidio del seguro provendrá del Gobierno central, los municipios y los gobiernos departamentales.

“Creemos que estamos en la obligación de buscar otros mecanismos de financiamiento para el seguro. El uso de los recursos de Adaptación al Cambio Climático está en discusión”, indicó la autoridad.

Los recursos ACC provienen de la cooperación de países desarrollados que otorgan el financiamiento para que los países en desarrollo preserven su ecosistema.

“La contaminación de los países industrializados provoca contaminación y quienes pagamos por los efectos del cambio climático somos los países en desarrollo; así que sería justo usar estos recursos para mejorar la producción”, sostuvo Vásquez.

Según el Banco Mundial, los costes de adaptación al cambio climático en la agricultura de países en desarrollo será de US$2.600 millones al año hasta 2050. Las Naciones Unidas indican que lo requerido será de US$14.000 millones hasta 2030.