La Paz.  El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este miércoles que Irán será "socio" en la industrialización de las enormes reservas de litio de su país, en una alianza por la que también han mostrado interés grupos industriales y gobiernos de otros países.

El mandatario hizo el anuncio al concluir una visita oficial de tres días a Teherán, durante la cual los gobiernos de Bolivia e Irán reafirmaron una alianza política y económica y varios convenios de cooperación, según reportó la agencia estatal de noticias ABI.

"Bolivia está consciente del amplio conocimiento científico de Irán, para que sea socio del país en la industrialización del litio", dijo Morales en una conferencia de prensa conjunta con su par iraní Mahmoud Ahmadinejad, informó la agencia.

No precisó si la alianza con Irán para industrializar el litio, metal considerado clave para la industria de automóviles eléctricos, dejaba a un lado definitivamente a otros potenciales socios como las compañías japonesas Mitsubishi y Sumitomo, la francesa Bolloré y la surcoreana Kores, además de los gobiernos de Brasil y Venezuela, entre otros.

Morales dijo la semana pasada en La Paz que Bolivia puede tener en sus manos la clave para un cambio global de matriz al sumar en sus salares altiplánicos, principalmente el de Uyuni, unas reservas de 100 millones de toneladas de litio.

Esas reservas, equivalentes al 70% de los depósitos de ese metal certificados por ahora en el mundo, serán explotadas exclusivamente por el Estado boliviano hasta la fase de producción de carbonato de litio y productos ligados como el cloruro de potasio.

Socios. El mandatario boliviano dijo que su país requeriría socios extranjeros para las fases siguientes de industrialización, incluida la fabricación de baterías, para las que reconoció que el país no tenía los recursos ni la tecnología necesarios.

Morales dijo en Teherán que "el proyecto del litio no se reduce a la sola exportación del mineral como materia prima, sino industrializado con la producción de baterías de litio y otros productos (...) Precisamente en este proceso, Irán será socio de Bolivia", refirió ABI.

Añadió que Ahmadinejad respondió al anuncio señalando que "Bolivia e Irán son países complementarios que se hermanan a través de acuerdos de cooperación y solidaridad".

Fue la segunda visita de Morales a Irán, en retribución a otras tantas que hizo Ahmadinejad a Bolivia en los tres últimos años, en un proceso de acercamiento del que también participa el presidente venezolano Hugo Chávez.

Medios bolivianos dijeron que Irán confirmó este miércoles un crédito rotatorio a Bolivia de 200 millones de euros (US$278 millones), para proyectos de industrialización, y abrió su mercado para productos agrícolas bolivianos como soja, arroz y azúcar.

Irán comprometió también diversa transferencia tecnológica y ofreció aviones y helicópteros que Bolivia requiere para sus servicios de defensa civil y lucha contra el narcotráfico, agregaron los medios.