La Paz. El gobierno envió a la Asamblea Legislativa Plurinacional un proyecto de ley para retener Bs 0,10 (US$0,01) a la comercialización de un litro de cerveza y Bs 0,40 a Bs 1,30 (US$0,05 Y US$0,2) a las bebidas alcohólicas importadas con la finalidad de subvencionar el precio de la leche.

Así lo informó ayer la ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Teresa Morales, quien anunció que la recaudación será destinada al Fondo Pro Leche, cuyos recursos se invertirán en el “apoyo a las industrias de lácteos” para que trabajen al máximo de su capacidad instalada.

“Hemos decidido como gobierno hacer una ley para aumentar 10 centavos por litro como retención a la comercialización de la cerveza y entre 40 centavos y Bs 1,30 a la comercialización de todo tipo de bebidas alcohólicas importadas”, explicó la autoridad.

Además, el Fondo recibirá los aportes de las empresas lácteas en función del tamaño de cada una de éstas, con lo que el precio de la bolsa de leche y de las “bolsitas” personales que cuestan Bs 0,50 quedan congeladas.

Preocupación. El gerente Institucional de la Cervecería Boliviana Nacional (CBN), Ivo Blazicevic, expresó su preocupación por el anuncio gubernamental y aseguró que el tema será analizado para determinar el impacto que tendrá en la empresa. “A priori le digo, sin analizarlo, que en este momento corporativamente los impuestos a la cerveza en Bolivia son los más altos de Sudamérica. O sea, sí nos preocupa por supuesto”, señaló.

Entretanto, el gerente general de la empresa Importadora ByM, Juan Trigo, lamentó que la medida asumida por el Gobierno sea unilateral y no acordada con todos los sectores que comercializan bebidas alcohólicas.

A decir del empresario, la retención es un incentivo al contrabando de bebidas alcohólicas. Advirtió que la decisión causará la reducción del personal en las empresas.

“Vamos a tener que reducir costos para ser competitivos y significa reducir personal. El impuesto tiene que ser trasladado al consumidor final, porque los productores e importadores trabajamos con márgenes mínimos para poder ser competitivos ante el contrabando”, subrayó.

A su turno, el gerente de Relaciones Públicas de la Compañía Cervecera Boliviana (CCB), Carlos Calvo, dijo que si se aplica esta retención, la empresa estará obligada a subir los precios de sus productos. La CCB es dueña de la marca Auténtica.

“Proponemos que este proyecto de ley tenga ciertas modificaciones. Una de ellas es que se pueda analizar el incremento según el tamaño o la producción de cada empresa, de esa forma, no se afectaría a la empresa cervecera de capitales bolivianos, la cual ya tiene que competir con transnacionales que monopolizan el consumo de cerveza en Bolivia”.

El 15 de diciembre del 2010, el Órgano Ejecutivo promulgó el Decreto Supremo 744 que dispone el incremento del ICE. Para la cerveza es del 1%, que representa Bs 2,60 (US$0,3) por litro, y alcoholes, singanis, licores, whisky, aguardientes, ron y vodka del 5% al 10% que significa entre Bs 1,60 a 2,36 (US$0,3).