La Paz. El gobierno de Bolivia y una empresa china suscribieron el sábado los requerimientos del proyecto satelital, el diseño, modelo, las estaciones terrestres y el proyecto de la puesta en órbita del satélite Túpac Katari.

La Agencia Boliviana Espacial (ABE), Willy Herbas, y el presidente de la firma china Great Wall Industries Corporation (GWIC), Yin Liming, organización autorizada por China para lanzar satélites, rubricaron el convenio en una ceremonua celebrada en el Palacio Quemado, con la presencia del presidente Evo Morales, el vicepresidente Alvaro García Linera, ministros de Estado, el embajador de China en Bolivia, Qu Shengwu, ejecutivos de la empresa GWIC, técnicos chinos, entre otros invitados especiales.

El mandatario boliviano agradeció el desprendimiento del gobierno, técnicos y empresarios chinos para hacer realidad el proyecto con un costo de US$300 millones.

"Bolivia ha comenzado a dar pasos agigantados hacia el espacio, el desarrollo y la integración con el inicio de la puesta en órbita de un satélite de comunicaciones", enfatizó.

Según Morales, Bolivia da un salto al espacio, a 185 años de su fundación, con el satélite boliviano, que llevará el nombre de Túpac Katari, -en homenaje al caudillo aymara Julián Apaza, que de reveló contra la corona española en el siglo XVIII y contribuyó en la lucha por la independencia.

"Los servicios del satélite contribuirán a una segunda alfabetización de decenas de miles de bolivianos que no cuentan con condiciones de acceso a la información y educación", anotó.

Según el portal chino SpanishNews.cn, el presidente de la firma china GWIC, Yin Liming, dijo que con el acuerdo técnico se abre una nueva etapa de cooperación en las comunicaciones espaciales entre ambos países y espera que en el futuro se pueda continuar trabajando en más proyectos conjuntos.

El 23 de octubre de 2009, ambas partes firmaron un acta de entendimiento y en las visitas mutuas se hizo un trabajo que da paso a la modernización comunicacional de Bolivia.

La delegación china entregó al presidente boliviano una réplica a escala del cohete lazador del satélite y se tomó la una foto oficial.