Cochabamba. Algunos comerciantes de abarrotes cerraron ayer sus tiendas en Cochabamba y bloquearon las vías exigiendo la venta libre de azúcar. Aseguraron que el gobierno, a través de la estatal Emapa, ejerce el monopolio de la venta del producto. La medida derivó en enfrentamientos con la Policía Nacional de ese país, que usó agentes químicos para dispersar a los manifestantes.

Los gremiales dijeron que persistirán con la medida y cerrarán sus tiendas hasta que les permitan vender el kilo de azúcar a Bs 9,50 (US$1,3). “Podemos abastecer el mercado si nos dejan vender a ese precio”, indicó un vendedor.

Mientras que el azúcar proveniente de Perú se comercializaba este lunes en las calle de La Paz. El precio de la libra del endulzante oscilaban entre Bs 5 (US$0,6) y 5,50 (US$0,8).

Antes de que el gobierno decidiera subir el precio del azúcar que vende Emapa, de Bs 5,30 (US$0,7) a Bs 7,50 (US$1) por kilo, el producto salía ilegalmente por la frontera peruana.