La Paz. La ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro y el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Bolivia, Baudouin Duquesne, suscribieron un contrato de préstamo por US$60 millones para el financiamiento del programa de agua potable y alcantarillado periurbano en el país.

Según un boletín institucional, los objetivos del programa son incrementar y mejorar el acceso a servicios de agua potable y alcantarillado en Cobija, Riberalta y otras ciudades del país.

También promover la creación y fortalecimiento de prestadores de servicios de agua potable y alcantarillado en las localidades beneficiadas, además desarrollar planes maestros en ambas áreas para las ciudades de Potosí, Sucre y Oruro como instrumentos de planificación de corto, mediano y largo plazo.

El documento establece que el ministerio de Medio Ambiente y Agua será la institución ejecutora del programa de agua potable y alcantarillado periurbano en su fase II, cuyo costo será de US$84.000.000, de los cuales 60.000.000 corresponden a recursos financiados por el BID y los restantes 24.000.000, son recursos de contraparte de los gobiernos autónomos beneficiarios.

La primera fase del programa atendió principalmente las áreas periurbanas de La Paz, El Alto, Santa Cruz y Cochabamba, beneficiando con mejores servicios de agua potable a 114.115 habitantes y con la instalación de alcantarillado a 76.529 habitantes.