La Paz. El ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, informó este sábado que Bolivia y Brasil avanzan en la consolidación de la seguridad energética de la región con negociaciones para elaborar un estudio de pre-factibilidad, diseño final y construcción de proyectos hidroeléctricos.

"Luego de sostener reuniones en Brasil con el ministro de Energía y Minas, Eduardo Braga, y la empresa Electrobras, avanzamos en el cumplimiento del mandato que nos dio el hermano presidente Evo Morales, de consolidar los proyectos hidroeléctricos, puesto que estamos trabajando entre ambos países la firma de un Memorándum de Entendimiento para realizar el estudio de pre-factibilidad, diseño final y construcción de los proyectos hidroeléctricos Bi-nacional Río Madera y Cachuela Esperanza", explicó.

La visita a Brasil del ministro Sánchez junto al presidente ejecutivo de ENDE Corporación, Eduardo Paz, y un equipo técnico de alto nivel del sector eléctrico, se organizó en el marco de la coordinación entre ambos países, con el objetivo de ampliar el acuerdo energético.

"El equipo brasileño expresó su interés en las formas de fomentar el intercambio de energía entre ambos países para aumentar la seguridad energética de la región en beneficio de ambas naciones", subrayó el ministro de Energía e Hidrocarburos.

Anunció que la próxima semana, un equipo técnico de Electrobras llegará al país para reunirse con ENDE Corporación, para trabajar en la consolidación del Memorándum de Entendimiento que se prevé sea entregado a mediados de abril.

"El equipo técnico que se conformó en Brasil tiene la tarea inmediata de definir el cronograma de trabajo y analizar los aspectos: técnicos, legales y socio ambientales", refrendó.

Según datos oficiales, el crecimiento anual de la demanda de electricidad en Brasil es de más de 3.000 megavatios (MW), situación que, según Sánchez, "abre un panorama increíble para el país, porque tenemos varios proyectos hidroeléctricos que están en estudio y algunos en fase de construcción, porque de ser productores en gran escala de energía eléctrica será importante sobre todo con un mercado importante como el brasilero", complementó, citado en un boletín institucional.

En ese marco, explicó que el proyecto Bi-nacional Río Madera generará alrededor de 3.000 MW y Cachuela Esperanza 700 MW.

Bolivia tiene una proyección de generación hidroeléctrica estimada en más de 40.000 MW, de los cuales, se tienen identificados más de una veintena de proyectos hidroeléctricos que tendrían un potencial estimado de 16.000 MW.