Representantes de los gobiernos de Bolivia y Brasil coincidieron en afirmar que el proyecto de tren que los unirá con Perú es una de las alternativas más importantes para su desarrollo interno e internacional.

Jorge Manrique, de la embajada de Bolivia, afirmó que la iniciativa que impulsa el gobierno regional de Moquegua, es la alternativa más viable y favorable para el comercio de su país, porque gran parte de sus problemas es la salida de sus exportaciones.

“Además esta vía férrea constituirá una acción concreta y práctica de integración continental”, puntualizó.

Añadió que en Bolivia se genera materia prima minera que exportan, productos agropecuarios y forestales de gran volumen y peso, lo cuales requieren un sistema de transportes que puedan facilitar el proceso de intercambio de manera adecuada y económica.

En la actualidad, dijo, Bolivia tiene dos sistemas ferroviarios: la Red Andina y la Red Oriental, las cuales nunca se conectaron entre sí, por lo que el gobierno boliviano trabaja para contar con una sola red y poder unir a todo el país.

“Sus vías mantienen la trocha métrica en toda su extensión, la cual permite la interconexión con Brasil y Argentina por la parte oriental y con Chile y Argentina, por el área occidental”, refirió.

La carga actual, explicó, no supera las 15.000 toneladas métricas por eje lo cual es insuficiente para poder trasladar el volumen que actualmente exporta Bolivia y teniendo en cuenta los nuevos yacimientos y proyectos en agenda, sobre hierro, sal, entre otros, que a corto plazo derivarán en potenciales exportaciones.

En ese sentido, Manrique afirmó que con la construcción del Corredor Ferroviario Bioceánico Central se pretende unir todo el territorio boliviano y que pueda ir desde el Puerto de Santos hasta los puertos peruanos de Ilo y Arequipa.

Por su parte, Eduardo Pereyra y Ferreyra, representante de la embajada de Brasil, consideró que el proyecto ferroviario permitirá consolidar las cargas de productos de Brasil e impulsará las exportaciones peruanas y el comercio bilateral.

En ese sentido, felicitó al gobierno regional de Moquegua por organizar el debate sobre este tema, que también favorecerá, expresó, a incentivar el turismo y la integración física de Brasil y Perú.

“La embajada brasileña se pone a disposición del gobierno regional para apoyar y colaborar en todo lo necesario”, enfatizó.

Agregó que actualmente se está viviendo un incremento muy importante del comercio entre ambos países. “El 2012 fue el mejor año en toda la historia de las relaciones comerciales binacionales en cuanto a flujo comercial, e intercambio de exportaciones”, afirmó.

Por consiguiente, prosiguió, la posibilidad de la interconexión ferroviaria les permite augurar un futuro de las relaciones bilaterales cada vez mejor.

Recordó que desde 2012 hay arancel cero para los productos peruanos exportados hacia Brasil, por lo que es necesario que se difunda más este acuerdo, remarcó.

Pereyra y Ferreyra aseguró que los estados fronterizos de Acre, Rondonia y Matogrosso ven a Perú como un proveedor potencial.

Recordó que justamente con los tres estados y las regiones de la Macro Región Sur, se promociona la ruta turística internacional Pantanal-Amazonía-Andes–Pacífico, entre el Perú y Brasil.

“A inicios de julio próximo llegará al Perú la tercera expedición interoceánica integrada por empresarios y políticos brasileños para promocionar una vez más el proyecto”, adelantó.