El gobierno boliviano y los representantes de la compañía británica Rurelec PLC acordaron en US$31.534.613, el pago por la nacionalización de sus acciones en la Empresa Eléctrica Guaracachi SA.

El procurador general del Estado, Héctor Arce, en conferencia de prensa dijo el viernes que 'el monto total a pagar mediante un acuerdo sería de US$31.534.613 con recursos provenientes del Tesoro General de la Nación TGN) a la brevedad posible'.

El 1 de mayo de 2010 el gobierno "nacionalizó" las acciones de la empresa británica en Guaracachi, seis meses después la compañía demandó al Estado.

La Corte Permanente de Arbitraje de La Haya estableció, en ese caso, compensar a Rurelec con US$28,9 millones, más intereses, cifra inferior a lo que demandó inicialmente esa compañía británica, que ascendía a US$142 millones.

Sin embargo, Arce explicó que el 31 de enero ese tribunal emitió un 'laudo arbitral', mediante el que Bolivia estaba obligada a pagar por la compensación de la nacionalización y los intereses de ese proceso a partir del 1 de mayo del 2010 un monto de US$36.023.114.

A ese monto se sumo, dijo una deuda que tenía Guaracachi por dividendos a Rurelec, antes de la nacionalización por US$5.781.736, el monto de la deuda que tenía el Estado era entonces de US$41.804.850.

Detalló que US$36 millones corresponden al laudo arbitral, más una deuda adicional de US$5 millones por dividendos que reclamaba la empresa Rurelec.

En esa ruta, detalló que martes 29 de abril, cuando se celebró la última reunión de negociación en Madrid, se conoció oficialmente que la empresa renunció a sus dividendos de US$5.781.736, lo que significa que no existe deuda para el Estado boliviano.

En el caso de la deuda de US$36 millones reconocida por el laudo arbitral, Rurelec también renunció a US$1.472.070 por obligaciones que tenia con el Estado boliviano, es decir, "US$1.472.000 se rebaja en primera instancia del laudo arbitral".

Asimismo, la empresa renunció al 35% de los intereses que formaban parte de los US$36 millones que debería pagar el Estado Boliviano, con ello, dijo que el monto total a pagar mediante un acuerdo sería de US$31.534.613.

La autoridad destacó que con el monto final acordado se ahorró al Estado US$10 millones.