El 2011, YPFB Corporación desarrollará un “agresivo” programa de prospección que incluye la perforación de 15 pozos exploratorios. La inversión total en el sector alcanzará los US$1.751,1 millones, de los cuales US$351,4 millones se destinarán a exploración y US$812 millones a explotación.

El Programa de Inversiones 2011 de la petrolera estatal para los rubros de exploración, explotación, almacenaje, transporte, refinación, plantas de separación, distribución y comercialización, entre otros, establece un presupuesto de US$1.751,1 millones provenientes de recursos propios, del Tesoro General de la Nación y de créditos del Banco Central de Bolivia.

“El 2011 vamos a tener un aumento significativo en pozos exploratorios. Las diferentes empresas van a trabajar en 15 pozos”, anunció ayer el titular de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas. Este año se perforaron cinco pozos de prospección.

El 22 de diciembre, La Razón informó que la petrolera estatal y sus subsidiarias invertirán el 2011 US$351 millones en actividades de prospección, incrementando en 20 veces la inversión realizada el 2010 (US$17 millones), cifras que fueron ratificadas ayer por Villegas.

Según declaraciones emitidas el 21 de diciembre por el gerente Nacional de Planificación de YPFB, Edwin Vargas, sin mayores inversiones en perforación, “Bolivia se quedaría sin gas en los próximos 15 años”.

La entidad se encuentra al momento realizando el estudio “exhaustivo” de los resultados de la cuantificación de reservas realizada por la firma internacional Ryder Scott. El último resultado “válido” de las reservas de gas natural fue de 12,04 TCF (trillones de pies cúbicos, por sus siglas en inglés).

El 10 de noviembre, el ministro de Hidrocarburos, Luis Vincenti, indicó que desde el 2005 las reservas de gas se redujeron en 2,79 TCF por la exportación y el consumo del energético en el mercado interno.

Fuertes reducciones. Los volúmenes de producción de hidrocarburos líquidos como la gasolina y el petróleo crudo y condensado también registraron una reducción del 50% desde el 2005, admitió ayer el presidente de YPFB.

“Los campos productores de hidrocarburos líquidos (gasolina y diesel) descubiertos hace décadas ya están en su etapa final de declinación. Hace diez años, estos campos netamente petroleros entregaban el 90% de su producción de líquidos; hoy, sólo llegan al 28%”, cita una nota de prensa de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE).

Además de la “reducción de reservas de crudo”, Villegas explicó que la estructura de costos también impide mayores inversiones en el sector. “Los ingresos no cubren los costos de operación, pues el margen de ingresos (US$10,29) está por debajo del precio internacional de petróleo (US$80 por barril en promedio)”, agregó.

El país tiene potencial de 54 TCF. El estudio del Plan de Exploración 2011-2020 de YPFB establece que Bolivia tiene “un potencial gasífero de 54 TCF (trillones de pies cúbicos, por sus siglas en inglés) y uno petrolífero de 1.409 MMBbl (millones de barriles de líquidos)”. El objetivo es incentivar la actividad exploratoria para incrementar las reservas probadas de hidrocarburos del país.

YPFB negocia con petroleras cesión de áreas de exploración

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, informó ayer que la entidad negocia la concesión de potenciales áreas de explotación hidrocarburífera con cinco petroleras extranjeras.

De las 62 áreas contabilizadas por la petrolera estatal, 2 son para YPFB Casa Matriz, 6 para Andina, 6 para Chaco, 12 para Petroandina, 9 están en proceso para firma de contrato, 1 en compromiso de convenio y 32 disponibles. “Estamos negociando con algunas empresas como YPF Argentina, Nioc, Petrovietnam, Petrobras y Repsol. A partir del próximo año vamos a hacer una amplia difusión de las 32 áreas para invitar a nuevas empresas”, dijo.