Cochabamba. El gerente general de Boliviana de Aviación (BOA), Ronald Casso, rechazó el jueves el "manoseo triste" de nombres de familias por una denuncia de presuntas irregularidades en la firma de un contrato con la empresas empresa Air Catering por servicios de alimentación para los pasajeros de la línea aérea estatal.

"Nosotros no hacemos política. Rechazamos absolutamente el manoseo triste de los nombres de las familias y eso incluye a mi persona, lo cual rechazo rotundamente porque creo que tengo los méritos y la calificación profesional para estar en el puesto", afirmó a los periodistas.

Las declaraciones fueron efectuadas en medio de denuncias de un presunto tráfico de influencias por un contrato con la empresa Air Catering SRL, que tenía hasta hace unos días como socia a la cuñada del vicepresidente Álvaro García Linera, Silvana Carolina del Castillo Tejada.

En ese sentido, Casso lamentó también que se haya involucrado en el tema a su hermano Winston Fabián Casso Casso, porque habría sido parte del equipo de seguridad del segundo mandatario del país.

El responsable de BOA dijo que el hecho es 'triste', porque primero debería revisarse el currículo de su pariente para establecerse "porqué está ahí", tomando en cuenta que Casso Casso es un teniente coronel y cuenta con más de 20 años de experiencia en seguridad de mandatarios.

"Ha pasado toda su vida haciendo ese trabajo en varios lugares y en otros países inclusive. Tiene una solvencia profesional que a mí personalmente me llena de orgullo y, por tanto, eso no tiene nada que ver con un favor", aseveró.

Finalmente, el gerente de BOA dijo que seguirá "las normas que establecen como contratar, controlar, ejecutar y rescindir un contrato" en la relación comercial con Air Catering SRL.