La Paz. Las potenciales reservas petrolíferas de Lliquimuni (50 MMBbl) multiplican por cinco las actuales reservas de Chaco y Andina, por lo que YPFB proyecta la construcción de una refinería en La Paz.

El gas que contiene el bloque (1 TCF) representaría el 10% de las reservas probadas del país.

La interpretación de la prueba sísmica 2D efectuada por YPFB Petroandina SAM (Sociedad Anónima Mixta) conformada por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Petróleos de Venezuela (PDVSA) confirmó la presencia de petróleo crudo y gas natural comercialmente explotables en el área no tradicional de Lliquimuni (norte de La Paz). Hasta el 2012, la exploración del bloque demandará una inversión de $us 171,6 millones.

Los estudios “han identificado dos estructuras de interés sobre un área cerrada de 156 kilómetros cuadrados (km2): Lliquimuni Centro y Lliquimuni Norte. Los volúmenes asociados a las estructuras se estiman en 50 millones de barriles (MMBbl) de petróleo y un trillón de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés) de gas”, reveló ayer el gerente general de Petroandina, Miguel Ángel Pradel.

Entre el 2008 y el 2010, la sociedad binacional invirtió US$102 millones en tareas de relevamiento sísmico, geología de superficie y estudios de magnetotelúrica en el bloque Lliquimuni (ubicado sobre una superficie de 6.750 km2 que están distribuidos entre las provincias Franz Tamayo, Sud Yungas, Larecaja y Caranavi).

Este año invirtió US$9,6 millones en la interpretación de la data sísmica y anunció que invertirá “más de $us 60 millones” para la perforación del pozo Lliquimuni Centro X-1 (LQMC X-1) que estará ubicado entre las provincias Caranavi y Larecaja.

“Aunque el objetivo (del proyecto) es perforar el pozo a una profundidad de 4.300 metros, esperamos no tener problemas, porque la topografía (de Lliquimuni) no es tan difícil como en el Subandino Sur (...). La perforación comenzaría el segundo trimestre del próximo año y tendremos que esperar al menos 12 meses antes de conocer sus resultados”, anunció el presidente de YPFB, Carlos Villegas.

Reservas. Según datos de la petrolera estatal, del 2006 al 2010, la producción de petróleo crudo se redujo en 51,4%, situación que afecta la producción de hidrocarburos líquidos e incrementa la importación de combustibles y la subvención.

“El departamento tiene hidrocarburos, tiene petróleo y tiene gas (...). La perforación verificará si vamos a tener 50 MMBbl de petróleo en La Paz”, lo cual “no es poco” tomando en cuenta que “el presidente de Yacimientos nos informó que en las empresas subsidiarias (de YPFB Corporación) Chaco y Andina tenemos (una reserva “probada” de) 10 MMBbl de petróleo”, señaló el presidente Evo Morales, en el acto de presentación de resultados de Petroandina.

De acuerdo con un informe de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), al actual ritmo de declinación de los campos petrolíferos, la producción de crudo del país se agotará en los próximos cinco años.

El 1 de septiembre, Villegas sostuvo que el plan de exploración que impulsa de YPFB desde finales del 2010 incrementará las reservas de crudo, dando prioridad a la prospección de las áreas con potencial petrolero.

“Hemos iniciado un agresivo plan de exploración, fundamentalmente en campos petroleros que —por estudios geológicos— sabemos están concentrados en La Paz, Pando, Beni y Cochabamba”, reveló el ejecutivo.

Ayer, Villegas adelantó que la consulta pública con las organizaciones campesinas para la perforación del LQMC X-1 se iniciará el sábado. En el proceso, deberán incluirse a las organizaciones campesinas de los municipios paceños de Guanay, Apolo, Teoponte, Caranavi, Palos Blancos, La Asunta y San Borja (Beni). “Nos interesa que La Paz materialice su potencial hidrocarburífero”, expresó.

El Plan Mínimo de Exploración de Petroandina contempla también el desarrollo de actividades de exploración en las áreas de contrato Madidi, Chepite, Sécure y Chispani.

Ratifican refinería en La Paz. El potencial descubrimiento de reservas de gas y petróleo en el norte de La Paz compromete aún más la construcción de una nueva refinería que procesaría la producción paceña de crudo dentro del departamento. “La inversión está garantizada”, aseguró ayer el presidente Evo Morales.

Proyecto. Según datos de YPFB, la nueva refinería demandará de una inversión de US$395 millones y comenzaría a operar el 2015 con petróleo crudo venezolano. La planta procesará 30.000 barriles día de diésel. Los estudios de prefactibilidad del proyecto se iniciaron el 2010.

Hallazgo de crudo demuestra éxito de la SAM

El potencial descubrimiento de nuevas reservas de petróleo crudo y gas natural en el norte del departamento de La Paz demuestra que el tipo de asociación entre empresas estatales es funcional. La tecnología es parte central del éxito del proyecto Lliquimuni.

Así lo expresó el presidente del directorio de Petroandina, Jaime Arancibia, en el acto de presentación de resultados de la sísmica 2D del bloque Lliquimuni.

Para Petroandina “la construcción de empresas mixtas era en realidad una especie de ensayo por las dificultades que se afrontaba”, sin embargo, “el proyecto binacional demuestra ser un buen modelo de asociación porque ha dado resultado”, manifestó Arancibia.

YPFB Petroandina SAM (Sociedad Anónima Mixta), conformada en el 60% por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y el 40% por Petróleos de Venezuela (PDVSA), anunció ayer que Lliquimuni tendría 50 millones de barriles (MMBbl) de petróleo y un trillón de pies cúbicos de gas natural (TCF).

A decir del gerente general de la sociedad boliviano-venezolana, Miguel Ángel Pradel, “el éxito del proyecto se debe al mejoramiento de la tecnología” en prospección, puesto que, entre 1994 y 1995, la estatal YPFB perforó tres pozos exploratorios sin alcanzar ningún resultado positivo (Lliquimuni X-1, Tacuaral 1 y Tacuaral 2).

Los resultados de más de tres años de trabajo de campo a cargo de Petroandina fueron presentados ayer al presidente Evo Morales, al vicepresidente Álvaro García, al gabinete ministerial, a los alcaldes de todas las provincias paceñas y a las organizaciones cívicas, regionales del departamento en un evento realizado en el Banco Central de Bolivia (BCB).