La Paz. Proyecciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) señalan que en el período 2001-2012 la producción de crudo de Bolivia se habrá reducido en 78,57%, de 16.564 barriles día (Bbld) a 3.549 Bbld.

Esta situación incrementa la importación de combustibles y el gasto por la subvención, ya que el petróleo crudo tiene un rendimiento del 75% de diésel y el petróleo condensado (asociado a la explotación de gas) de sólo 14%.

Por tal motivo, el Ejecutivo aprobó el Decreto 1202 de “Incentivos a la Producción de Hidrocarburos” a través de la emisión de Notas de Crédito Fiscal (Nocres) por parte del Tesoro General de la Nación (TGN).

“Los productores de petróleo ahora van a recibir US$40 por barril (de crudo): US$30 bajo la forma de Nocres y US$10 en efectivo (...). Estamos pensando producir para 2014 unos 6.000 barriles día. Por esta cantidad, este incentivo en notas de crédito va a alcanzar US$86,6 millones que serán erogados por el TGN”, anunció el presidente de YPFB Corporación, Carlos Villegas, durante la presentación del incentivo fiscal.

Aunque se prevé que en 2013 habrá una mayor reducción en los volúmenes de crudo producidos en el país, si se llega a obtener 6.000 Bbld en 2014 y tomando en cuenta que la previsión para este año es de 3.549 Bbld, se calcula que el aumento de producción será de al menos un 70%.  

Costos. En Bolivia, el precio del barril de crudo se encuentra congelado en US$27,11. De ese monto se deducen US$2,48 por transporte y US$14,34 por regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), lo que deja un margen de utilidad de US$10,29.

En la mayoría de los 19 campos productores el costo de obtención de un barril está por encima de la remuneración que perciben los operadores.

“Si no hubiera incentivos, tendríamos que seguir erogando subsidios”, justificó Villegas, aunque no precisó a cuál tipo de subvención se refería. Para 2014, si se debía desembolsar US$116 millones por el subsidio, con las Nocres se erogará sólo US$86,6 millones, lo que genera al Estado “un ahorro neto” de US$25 millones.

“Además, se obtendrán otros ingresos producto de la producción de petróleo crudo en el mercado interno”, detalló.

Los ingresos por regalías, Impuesto Directo a los Hidrocarburos, Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto Especial a los Hidrocarburos y sus Derivados (IEHD) que se generarán con la nueva producción de crudo llegarán a US$75 millones en 2014, explicó Villegas.  

Según datos de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), la producción de los campos petroleros se redujo de 90% a 28% en el período 2001-2010.

“La producción de líquidos asociados al gas de los campos nuevos, como San Alberto y Sábalo, ha reemplazado en parte la declinación de los antiguos, pero (el volumen) es insuficiente para las crecientes necesidades del mercado interno”, especificó.

Además, sin incentivos y al actual ritmo de declinación, la producción de crudo de Bolivia se agotará en 2016, advirtió la institución.

Producción de crudos e incentivos. Inversión. Actualmente, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos ofrece como “principal” aliciente a las transnacionales del rubro la devolución del 100% de sus inversiones en un período de cinco a diez años si encuentran nuevas reservas de petróleo crudo como resultado de la exploración, siendo que en otros países la restitución de estos recursos a las petroleras privadas se realiza en toda la vida útil del proyecto, que puede ser de 30 a 35 años, explicó el presidente ejecutivo de la petrolera estatal.

El 1 de mayo Margarita producirá 9 MMmcd. El ministro de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa, oficializó que el megacampo Margarita incrementará su producción de gas de 3 a 9 MMmcd a partir del 1 de mayo.

La mayor producción, proveniente principalmente del reservorio H1b, generará este año recursos por un valor de US$121,58 millones por IDH y regalías.

Margarita continúa produciendo tres millones de metros cúbicos día (MMmcd) de gas, “los 6 MMmcd adicionales están previstos para el 1 de mayo”, anunció la autoridad, luego de agregar que la fecha también marcará el inicio de la distribución de regalías del reservorio H1b entre los departamentos de Tarija y Chuquisaca (75,1% y 24,9%, respectivamente).

Según proyecciones de la estatal YPFB, los campos gasíferos Margarita y Huacaya generarán a la región ingresos por concepto de regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) de US$121,58 millones en este año; US$169,22 millones en 2013;  US$233,48 millones en 2014; y US$232,16 millones en 2015 .

Ambos campos debían haber incrementado su producción desde el 1 de abril, pero el plazo fue afectado por el paro cívico que por diez días llevó adelante Tarija en rechazo al estudio que posteriormente estableció que las regalías de uno de los reservorios del megacampo gasífero Margarita (el H1b) se deben compartir con Chuquisaca.

A decir de Sosa, Tarija “no” podría impugnar este resultado, aunque sí puede realizar un estudio paralelo que corrobore o no los resultados de Gaffney, Cline & Associates. Además, respecto a la posibilidad de que las regalías de Margarita se paguen a Chuquisaca con carácter retroactivo, la autoridad indicó que el tema “aún no se analizó”.