La Paz. Al tener Bolivia crudo para cinco años, YPFB hizo más atractiva su propuesta para las transnacionales del rubro con la restitución, en un plazo de cinco a diez años, del 100% de sus inversiones si encuentran nuevas reservas de petróleo como resultado de la exploración.

Un informe de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE) publicado en enero advierte que al actual ritmo de declinación de los campos petrolíferos, la producción de crudo del país “se agotará en los próximos cinco años”, situación que profundizará la dependencia boliviana de la importación de combustibles.

Tras la anulación de estímulos como un mayor precio interno para el barril de crudo y del Fondo de Incentivo Petrolero (31 de enero de 2010), Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) invitó a las petroleras extranjeras a invertir en la búsqueda de crudo.

El incentivo para tal fin establece que la inversión en exploración “corre por cuenta y riesgo” de la empresa privada. Si los resultados son negativos, sólo el operador asume todas las pérdidas. En cambio, si el resultado es positivo, YPFB devolverá —a través de la conformación de una Sociedad Anónima Mixta (SAM)— el 100% de la inversión realizada en la operación.

Este martes, el presidente de YPFB Corporación, Carlos Villegas, precisó que este mecanismo se mantiene como “uno de los principales incentivos” para ampliar las reservas de crudo del país. “En otros países la inversión en exploración se devuelve en toda la vida útil del proyecto —que pueden ser 30 ó 35 años—”. En Bolivia, “devolveremos la inversión en un período prudencial de cinco a diez años”, aseguró.

Sin embargo, el ejecutivo admitió el 4 de enero que este único aliciente “ no es suficiente”. El precio del barril de petróleo en Bolivia se encuentra congelado en US$27,11. De este monto, se deducen 2,48% por transporte y 14,34 por regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). El margen de utilidad para las petroleras se mantiene en tan sólo US$10,29.

“Hemos observado que las empresas tienen una reacción favorable ante la propuesta”, sostuvo el presidente Ejecutivo de YPFB.

El Plan de Exploración 2010-2020 de la corporación petrolera boliviana establece el inicio de actividades de prospección petrolera en los departamentos de Beni y Pando, así como la consolidación de la exploración en el norte de La Paz, a cargo de la empresa Petroandina (SAM conformada entre YPFB y la venezolana PDVSA).

Actualmente, las empresa interesadas en la búsqueda de hidrocarburos líquidos serían Gazprom, Korea National Oil Corp e YPF.

YPFB importa 320 mil bb de diésel al mes
Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) importa al mes 320.000 barriles (bb) de diésel venezolano al mes y produce otros 300.000. En el país, se comercializan diariamente 10.000 bb de la producción nacional y 10.000 bb de importación, informó el presidente de la petrolera estatal, Carlos Villegas.

Garantizan combustible. El presidente de YPFB Corporación, Carlos Villegas, garantizó para “ésta y las próximas gestiones” el aprovisionamiento de Gas Licuado de Petróleo y diésel para el consumo interno, principalmente para las actividades del sector productivo, gracias al mejoramiento en su capacidad de transporte y almacenamiento.

Otras formas de incentivo. Las propuestas de incentivo que podrían estas incluidas en la nueva Ley de Hidrocarburos establecen que el Estado sea parte activa de la exploración hidrocarburífera.

Según fuentes oficiales, los proyectos de ley sobre los cuales se elaborará la nueva ley del sector proponen que el Estado, a través de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), pueda estar a cargo de los estudios de sísmica 2D y 3D para la exploración de nuevos campos con potencial hidrocarburífero.

Asimismo, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) podría coadyuvar con la construcción de infraestructura vial para facilitar las operaciones de las empresas privadas.