Ribeirao Preto. Los fabricantes de equipamiento agrícola en Brasil anticipan fuertes ventas este año, impulsadas por una segunda cosecha récord de soja consecutiva y un incremento de los precios de los granos, que más que compensarán la debilidad en el sector de la caña de azúcar, dijeron en una importante feria.

Algunos fabricantes de maquinaria están pronosticando un aumento de las ventas de hasta 8% en 2018 en la medida en que aumenta la confianza de los agricultores y las tasas de interés -que están en mínimos históricos- los alientan a tomar préstamos e invertir.

"Al final, todo se reduce a (el precio de) los granos de soja. Si es bueno, el agricultor decidirá comprar", comentó Rodrigo Bonato, director de ventas para América Latina del fabricante de maquinaria Deere & Co, durante una entrevista la semana pasada en Agrishow, la mayor feria agrícola de Brasil.

Agregó que después de que Brasil registró dos cosechas de soja récord, los agricultores probablemente aumentarán las inversiones y mejorarán la eficiencia. Deere invirtió US$500 millones en la última década en Brasil, donde estima que sus ventas crecerán 5% en 2018.

"Aunque el sector agrícola no sufrió mucho durante la recesión, los agricultores se abstuvieron de invertir", comentó Fernando Gonçalves, presidente ejecutivo de Jacto, un productor brasileño de equipamiento agrícola. "Pero vean su confianza ahora. Ha vuelto", agregó.

Aunque el sector agrícola de Brasil fue un inusual punto destacado en medio de la profunda recesión de los últimos años, la depresión parece haber pesado en la confianza entre los productores y la recuperación gradual de la economía ha dado pie a algunas inversiones.

IC Agro, un índice de confianza agrícola seguido por el grupo de la industria Fiesp, tocó en el primer trimestre un máximo de más de cuatro años.

"Aunque el sector agrícola no sufrió mucho durante la recesión, los agricultores se abstuvieron de invertir", comentó Fernando Gonçalves, presidente ejecutivo de Jacto, un productor brasileño de equipamiento agrícola. "Pero vean su confianza ahora. Ha vuelto", agregó, y pronosticó un aumento de las ventas de Jacto de entre 5 y 8% en 2018.

Eso es hasta el doble del 3,7% de crecimiento para ventas de maquinaria agrícola pronosticado por el grupo de fabricantes de vehículos Anfavea.