Lima. La creciente popularidad de la gastronomía peruana impulsará el consumo del maíz nacional en la comunidad hispana en Estados Unidos expandiéndose también al consumidor estadounidense en los próximos años, señaló la Oficina Comercial de Nueva York.

Refirió que Perú cuenta con variedades de maíz que permiten diversos usos culinarios, sobre todo en la cocina peruana que constantemente descubre nuevos ingredientes, y otras gastronomías latinoamericanas.

Según información obtenida de importadores y distribuidores de estos productos, el principal consumidor del maíz peruano en Estados Unidos son las comunidades peruanas que residen en este país.

Los principales productos que consumen son el maíz serrano sin cáscara para mote y para tostar, tanto el maíz Montaña como el Chullpe.

Algunos platos de la cocina peruana que incluyen maíz son el cebiche, que utiliza el choclo (normalmente con la mazorca, pero también en forma desgranada), así como con la cancha tostada.

Otras preparaciones basadas en el maíz son los tamales, humitas, pepián, pasteles, mazamorras y sopas, entre otras.

Otra comunidad hispana que consume maíz peruano es la ecuatoriana, la cual demanda el maíz serrano con cáscara y el maíz Carhuay.

La comunidad mexicana también ha comenzado a consumir el maíz peruano, ya que prepara el pozole (sopa típica de su gastronomía) con un maíz mexicano parecido al mote peruano; en este caso el substituto peruano tiene la ventaja que es más grande que el mexicano.

Asimismo, señaló que Perú podría ampliar las presentaciones de maíz que exporta a Estados Unidos tanto para abastecer a otras comunidades, como la mexicana, o ampliar el uso del maíz en platos variados.

Por ejemplo, en caso del maíz mote, su cocción demora más de seis horas, por lo que algunas empresas venden una presentación enlatada de pozole mexicano o White Hominy ya hervido.

Destacó presentaciones novedosas de maíz seco como cancha, tipo snacks, como productos de empresa peruana InKaCrops, la cual ya comercializa cancha mote en presentación picante, miel y ranch, entre otras.

También habría demanda importante de maíz serrano seco para uso industrial en la fabricación de alimentos.

Además, consideró que la producción de maíz debería organizarse mejor en Perú para poder disponer de este producto para su exportación todo el año, ya que existen diversas áreas o regiones productivas cada una de las cuales cosecha el producto en meses diferentes.

Según la Asociación de Exportadores (Adex), las exportaciones de las distintas presentaciones de maíces peruanos y sus derivados sumaron US$11,2 millones entre enero y junio del 2012, creciendo 27%  a lo facturado en similar período del 2011, cuando alcanzó US$8,8 millones.

De los 30 diferentes destinos que tiene el maíz peruano, Estados Unidos es el principal mercado con compras que alcanzaron los cuatro millones de dólares o el 39 por ciento de las ventas totales.

En segundo lugar está España, seguido de Ecuador, mientras que envíos menores se dirigieron a Francia, Chile, Japón, Italia, China, Países Bajos y Alemania, entre otros.