Houston. La firma energética BP se preparaba el sábado para retirar una cúpula de contención sobre su pozo dañado que está filtrando petróleo en el Golfo de México, la que reemplazará con una más grande y un sello que podría detener por completo el derrame, informó la empresa.

BP dijo en un comunicado que el proceso podría tomar entre cuatro y siete días. En el lapso de tiempo entre la remoción de la actual cúpula y antes de la colocación de la nueva, el crudo se filtrará nuevamente sin control, indicó BP.

Sin embargo, una vez que la nueva tapa sea instalada, podría asegurar que no se escapará más crudo desde el lecho marino. El petróleo capturado por la cúpula será transportado a buques en la superficie.

Al mismo tiempo, la empresa estaba conectando y probando un tercer buque que espera pueda comenzar a bombear crudo durante las últimas horas del domingo.

Una vez que la nueva tapa sea instalada, podría asegurar que no se escape más crudo desde el lecho marino.

Los dos procedimientos son parte del esfuerzo de BP para establecer un sistema mejorado de captura de petróleo, con cuatro buques que pueden manejar hasta 80.000 barriles diarios y luego desconectarse y salir rápidamente de la zona ante la cercanía de un huracán.

Kent Wells, vicepresidente de BP encargado de exploración y producción, explicaría los complicados procesos durante el sábado.

El cambio de cúpulas es una medida crucial para aumentar la capacidad de recolección de petróleo de BP, con un sistema preparado para huracanes hasta que un pozo de alivio intercepte al pozo Macondo, afectado por una explosión en abril, y cierre el derrame para agosto.

El almirante en retiro de la Guardia Costera Thad Allen, máximo funcionario estadounidense que supervisa la respuesta al derrame de petróleo, aprobó el cambio de tapas durante la noche del viernes.

Prevención de huracanes. La cúpula actual está en la cima del remanente irregular de un equipo de prevención fallido en la tubería, y posee un sello que no captura todo el crudo. Imágenes de video transmitidas en vivo desde el lecho marino muestran que el petróleo emerge bajo ella y de respiraderos superiores.

Los vestigios serán removidos junto a la tapa actual, por lo que la nueva cúpula y sello serán atornillados sobre una superficie mayor sin extremos irregulares. Allen indicó que se espera que de esa forma todo, sino la mayoría del petróleo derramado, sea capturado.

El actual sistema de contención de BP involucra a dos buques, el perforador Discoverer Enterprise de Transocean Ltd y el puente Q400 de Helix Energy Solutions.

El Enterprise está conectado a la actual tapa de contención mediante una tubería arreglada, y necesita una ventaja de al menos cinco días para desconectarse y salir del camino de un huracán. El petróleo que ha recaudado es procesado y enviado a la costa por un buque cisterna.

El sistema combinado puede manejar hasta 28.000 barriles diarios de petróleo. El viernes, el sistema recolectó o quemó 24.790 barriles de crudo.