Londres. La petrolera BP dijo que se está preparando "enérgicamente" para demandas relacionadas con el derrame de petróleo en el Golfo de México, que se iniciarían a fines de este mes, al tiempo que informó un alza en sus ganancias trimestrales impulsada por precios del petróleo más altos e ítems con impacto por una sola vez.

El presidente ejecutivo de la empresa, Bob Dudley, declaró este martes que BP está listo para llegar acuerdos "bajo términos justos y razonables", pero añadió que también está preparado para luchar.

El ejecutivo reveló los comentarios poco después de que la empresa dio a conocer sus resultados del cuarto trimestre, que mostraron que el costo total estimado por el derrame subió en US$1.800 millones en el 2011 a US$43.000 millones. Algunos analistas creen que la cifra final podría ser mucho más alta.

El incremento estimado refleja los mayores costos de la limpieza de zonas costeras, que BP manifestó está mayoritariamente concluida, y un nuevo cargo por US$500 millones relacionados con costos legales más allá del 2012.

BP y había apartado más de US$1.000 millones para pagos de sus abogados.

El gigante petrolero con sede en Londres dijo que enfrenta cerca de 600 demandas civiles de personas en estados tan distantes como Carolina del Sur y Kentucky, además del litigio con el Gobierno y con los estados costeros del Golfo de México.

El segundo mayor grupo petrolero de Europa por capitalización de mercado dijo que las contribuciones de sus socios en el malogrado pozo Macondo, Anadarko Petroleum y el japonés Mitsui, reducirían el pago final.

BP mejoró el pago trimestral de dividendos a 8 centavos desde 7 centavos, gracias a sólidos ingresos de liquidez por el alto precio del petróleo.

BP explicó que su ganancia neta por costo de reemplazo aumentó un 65% contra el mismo período del año pasado, a US$7.610 millones en el trimestre, impulsado por una contribución de US$ 4.000 millones que hizo Anadarko.

Sin contar ítems extraordinarios, el resultado subió un 14% a US$4.990 millones, en línea con una previsión de consenso de I/B/E/S por US$4.890 millones.

Royal Dutch Shell Plc reportó un incremento de un 18% en su ganancia subyacente en el trimestre, mientras que el líder de la industria Exxon Mobil sólo logró un alza de un 2%.

Las acciones de BP operaban con una pérdida de 1,6% a 481,65 peniques a las 11:40 GMT, frente al avance de un 0,1% del índice europeo de gas y petróleo STOXX 600.