Houston. BP informó hoy que espera pagar este año unos US$3.000 millones en compensaciones relacionadas con un programa de liquidación supervisado judicialmente.

     La compañía petrolera británica afirmó en el tercer trimestre del año pasado que esperaba que los pagos por el desastre de 2010 de Deepwater Horizon ascendieran a US$2.000 millones en 2018.

     La compañía señaló hoy que tomará US$1.700 millones de sus ganancias del cuatro trimestre por pagar las compensaciones restantes por el desastre.

     Brian Gilvary, director de finanzas de BP, dijo que BP puede lograr una carga no operativa posterior a impuestos, "especialmente ahora que la compañía ha regresado al equilibrio de US$50 el barril".

El accidente le había costado US$62.000 millones a BP hasta 2016. Las cifras después de impuestos ascienden a US$44.000 millones.

     En 2010 explotó la plataforma Deepwater Horizon, lo que dejó 11 muertos y derramó millones de barriles de crudo en el Golfo de México, el mayor desastre ambiental en la historia de la industria petrolera en Estados Unidos.

     El accidente le había costado US$62.000 millones a BP hasta 2016. Las cifras después de impuestos ascienden a US$44.000 millones.

     Un juez de Nueva Orleans encontró que la compañía actuó con grave negligencia en el manejo de su desastre. Se presentaron decenas de miles de casos contra la multinacional petrolera después del accidente, la mayoría de los cuales ha sido resuelto.

     A pesar de la enorme factura, BP se recuperó bastante bien, apoyado por el aumento del precio del petróleo el año pasado. La compañía sigue invirtiendo en proyectos a gran escala y mejoró su eficiencia para reducir su punto de equilibrio, además de lograr una reducción de 40 por ciento en los costos de producción desde 2014.

     El año pasado, BP produjo un promedio de 3,6 millones de barriles diarios.