Washington. La petrolera BP Plc alcanzó un acuerdo extrajudicial con autoridades estadounidenses y tendrá que pagar alrededor de US$18.700 millones en daños por contaminación del agua tras el derrame de petróleo del 2010 en el Golfo de México, dijo el jueves el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Se trata del mayor acuerdo extrajudicial con una sola entidad en la historia del país, dijo el departamento, y resuelve las demandas contra BP por parte del Gobierno federal estadounidense y los estados de Luisiana, Misisipi, Alabama, Texas y Florida.

El 20 de abril del 2010, la explosión de una plataforma de BP causó la muerte de 11 trabajadores y provocó un vertido de petróleo que se extendió durante casi tres meses en las costas de varios estados de Estados Unidos.