Washington. BP sabrá a fines de esta semana si su nuevo plan para contener el derrame de petróleo en el Golfo de México tiene éxito, dijo el domingo el director de gestión de la firma, Bob Dudley.

El gigante energético ahora intentará capturar el petróleo, después de que fracasar su compleja maniobra "top kill" para sellar el pozo dañado.

El último plan está diseñado para capturar buena parte del petróleo en el lecho marino y canalizarlo hacia la superficie para ser recuperado.

"Creo que la ingeniería de esto es más simple que la iniciativa 'top kill' (...) Será una operación de entre cuatro a siete días", dijo Dudley al programa "Meet the Press" de la cadena NBC.

Dudley indicó que la probabilidad de que el plan de BP funcione es mejor que el intento anterior y agregó que la compañía sabrá si obtiene buenos resultados para fines de la semana próxima.

"Estos tipos que están trabajando a mar abierto están increíblemente capacitados en esto. Les estamos pidiendo hacer el equivalente a una cirugía a corazón abierto en televisión", declaró.

Inicialmente, el presidente ejecutivo de BP, Tony Hayward, había dado entre un 60% y 70% de posibilidad de éxito a la maniobra "top kill".

Consultado sobre la posición en que se encuentra Hayward, Dudley también afirmó que no cree que deba renunciar a su cargo una vez que el flujo de crudo haya sido contenido.