Houston, EE.UU. Con una descarga final de cemento BP Plc "selló" permanentemente el averiado pozo Macondo en el Golfo de México que desencadenó el peor derrame de crudo en la historia de Estados Unidos, informó este domingo un funcionario estadounidense de alto rango.

El petróleo fluyó sin control por 87 días, tras la explosión del 20 de abril, en la plataforma Deepwater Horizon, que dejó 11 muertos y dio paso a un desastre ecológico que afectó las costas de cuatro estados estadounidenses.

El derrame también condujo a una moratoria a la perforación petrolera en mar abierto de ese país.

Ingenieros de BP cortaron el flujo el 15 de julio con una cúpula ubicada en la boca del pozo, luego de que este vertió cuatro millones de barriles de crudo al Golfo de México.

El derrame redujo en unos US$70.000 millones el valor de mercado de BP y llevó a que la firma reemplazara a su presidente ejecutivo Tony Hayward por el estadounidense Bob Dudley, medida que entrará en vigor el 1 de octubre.