Río de Janeiro. El Bradesco, tercer mayor banco de Brasil, aumentó sus beneficios 24,22% entre enero y septiembre, hasta 11.096 millones de reales (unos US$4.497 millones), informó la compañía.

En el tercer trimestre las ganancias se situaron en 3.875 millones de reales (cerca de US$1.570 millones), lo que supone una mejoría del 26,5%, según un comunicado.

La facturación por la prestación de servicios bajó un 13,3% con respecto al tercer trimestre del año pasado y fue de 5.639 millones de reales (US$2.285 millones aproximadamente).

La cartera de crédito terminó en septiembre en 444.195 millones de reales (unos US$180.054 millones), con una evolución del 7,7% en relación a un año antes.

El banco también empeoró sus perspectivas para este año y revisó a la baja sus perspectivas de aumento de su cartera de crédito, ingresos y margen financiera de intereses.

Según los nuevos cálculos, la cartera de crédito terminará el año con una expansión del 7% al 11%, tres puntos menos que antes, mientras que la facturación mejorará entre un 11% y el 14%, entre uno y dos puntos porcentuales menos que el último cálculo.

El balance del Bradesco indicó que el índice de morosidad superior a 90 días se mantuvo estable y cerró en el 3,6% en septiembre.

Bradesco también informó de que su valor de mercado mejoró un 7,6% en el año y se situó al final del tercer trimestre en 146.504 millones de reales (cerca de US$59.385 millones) y sus activos totales se ubicaron en 987.364 millones de reales (US$400.228 millones aproximadamente), con un aumento anual del 8,8%.