Brasilia. El regulador brasileño de las telecomunicaciones moderó este jueves las restricciones en el creciente mercado de la televisión por cable, para permitir que la competencia baje los costos de suscripción.

Anatel, el supervisor de la industria, levantó restricciones al número de proveedores permitidos en cada municipio dentro de amplias regiones.

Como resultado no habrá licitaciones públicas para operar licencias, dijo Anatel en un comunicado.

La decisión busca hacer que la televisión pagada sea más asequible y asegurar la capacidad futura de comunicaciones a través de inversiones en redes convergentes.

En los primeros 10 meses del año, el número de suscriptores de televisión de pago subió 26%, en comparación con el 2009, a 9,4 millones.

Net Servicos, propiedad del millonario mexicano Carlos Slim, es el principal operador de televisión pagada en Brasil.