Río de Janeiro. El gobierno brasileño realizó una licitación de energía eléctrica que resultó en la contratación de 39 proyectos, con una capacidad instalada total de 1.024,5 megavatios (MW) de potencia a su máxima operación.

La licitación realizada por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) de Brasil totalizó contratos por un valor de 6.740 millones de reales (unos US$2.050 millones).

La energía contratada, que totaliza sólo 298,7 MW, suplirá la demanda proyectada de 17 concesionarias de distribución de energía eléctrica para el 2022.

El precio medio de la energía negociada fue de 124,75 reales por MWh (US$37,8 por MWh), un desajuste medio de 59,07% a los precios-techo establecidos.

Según la Aneel se contrataron proyectos a partir de fuentes renovables, equivalentes al 100% de la potencia total negociada en la licitación.

De los proyectos contratados, 29 son centrales solares fotovoltaicas, cuatro hidroeléctricas, dos termoeléctricas de biomasa (procedente del bagazo de caña) y cuatro eólicas.

Las 39 centrales contratadas se encuentran en los estados de Bahía (4), Ceará (14), Pernambuco (3) y Piauí (6), todos ellos en la región del noreste; en Espírito Santo (1) y Minas Gerais (8), ambos en el sureste; en Mato Grosso (1), centro-oeste de Brasil, y en Río Grande do Sul (2), en el sur del país.