Río de Janeiro. El gobierno brasileño anunció este jueves que cerrará tres de las empresas frigoríficas investigadas en la operación Carne Débil, a través de la cual se desarticuló una banda que adulteraba la carne, informaron fuentes oficiales.

     El Ministerio de Agricultura explicó que el motivo del cierre fue el historial de las empresas, ambas ubicadas en el estado de Paraná, en el sur del país.

     El secretario ejecutivo del Ministerio de Agricultura, Eumar Novacki, dijo que el gobierno suspenderá el registro de las tres empresas, con lo cual no podrán operar más.

El secretario ejecutivo del Ministerio de Agricultura encabezará misiones a Irán, Egipto y Argelia para presentar los resultados al mercado de consumo de productos brasileños.

     Dos de las empresas frigoríficas son investigadas por haber utilizado carne caducada en varios de sus productos y por usar aditivos por encima del límite permitido, mientras que la otra es investigada por corrupción e inyección de agua en la carne de pollo.

     Novacki mencionó que a partir de ahora los fiscales agropecuarios se turnarán en los controles de la calidad de la carne, con el fin de evitar que surja una nueva mafia.

     El gobierno brasileño informó este jueves que encontró bacterias en ocho de las 302 muestras de carne analizadas de los 21 frigoríficos que son investigados.

     La operación lanzada por la Policía Federal el pasado 17 de marzo puso al descubierto a un grupo de empresas que pagaban sobornos a fiscales, con el fin de comercializar productos vencidos o con aditivos prohibidos por la legislación sanitaria.

     Novacki afirmó que el sistema de inspección de Brasil es fiable y que se tomaron todas las medidas necesarias para solucionar el problema hecho público tras la operación Carne Débil.

     El secretario ejecutivo del Ministerio de Agricultura encabezará misiones a Irán, Egipto y Argelia para presentar los resultados al mercado de consumo de productos brasileños.