Río de Janeiro. Brasil cerrará 2012 con un resultado histórico para el turismo interno que contabilizará sesenta millones de personas en 197 millones de viajes, informó el ministro del sector, Gastao Vieira.

"Si consideramos que en 2013, con la Jornada Mundial de la Juventud y la Copa de las Confederaciones (de fútbol), iniciaremos un maratón de grandes eventos internacionales, las expectativas entonces para el turismo son extremadamente animadoras", señaló Vieira en un acto en la capital brasileña.

Según las cifras del Departamento de Estudios e Investigaciones del Ministerio divulgadas este jueves en Brasilia, el número de viajes internos pasará de 190,8 millones en 2011 a 197 millones de este año.

El dato de viajeros brasileños también presentará un aumento al término de 2012 con una previsión de 60 millones, frente los 58,9 millones de 2011.

Estos datos coinciden con el fin de los servicios de la operadora de viajes con sede en Río de Janeiro, Shangri-la Viajes y Turismo, que anunció hoy su cierre después de 24 años en funcionamiento, a través de un comunicado.

Un total de mil clientes con paquetes de vacaciones comprados antes del 20 de diciembre de 2012 y con fecha de embarque hasta abril de 2013, serán reubicados en alguna de las 97 operadoras afiliadas a la Asociación Brasileña de Operadoras de Turismo (Braztoa).

De acuerdo con lo señalado por la empresa en la nota, las dificultades financieras de la operadora con el alza del dólar y la escasez de líneas de crédito para hacer frente al fuerte endeudamiento, junto al estado de salud de la principal socia contribuyeron de forma determinante al fin de sus actividades.

Se trata de la segunda operadora tradicional de turismo brasileña que concluye sus servicios en diciembre. A principios de mes, la compañía Tia Augusta, en funcionamiento desde la década de los setenta, también comunicó su supensión.