Con el propósito de promover el desarrollo económico en Brasil e incrementar la seguridad pública, mediante la inclusión digital y social de la gente aislada que se dedica a la pesca y maricultura, se anunció la iniciativa Pesca con Redes 3G.

En el proyecto participan Qualcomm Incorporate, Vivo, la compañía de telecomunicaciones más grande de Brasil, el Instituto Ambiental Brasil Sustentable (IABS), la Agencia Norteamericana para el Desarrollo Internacional (USAID), ZTE Brasil y el municipio de Santa Cruz Cabrália. 

La idea es brinda financiamiento y asistencia técnica al Instituto Ambiental Brasil Sustentable, una organización brasileña que trabaja en proyectos de desarrollo sustentable. El proyecto creó un sistema que integra aplicaciones móviles basadas en web, así como dispositivos portátiles, que soportan las operaciones de negocio y proporcionan información de seguridad en tiempo real a los pescadores participantes de Santa Cruz Cabrália.

La pesca es una de las principales actividades económicas en la región y muchas familias dependen de ella para sobrevivir, pero en tiempos recientes la industria ha padecido de exceso de pesca, falta de inversión e infraestructura arcaica. Como resultado, los ingresos han disminuido para el municipio y la gente local, lo que ha ocasionado pérdida de oportunidades y la migración de los miembros de las familias en busca de trabajo.

Este proyecto llega justo en el momento en que los pescadores de Santa Cruz Cabrália necesitan modernizar sus operaciones e instituir tácticas de pesca sustentables. Como parte del proyecto, los participantes recibieron dispositivos móviles con crédito móvil para acceder a la red inalámbrica 3G HSUPA de Vivo, que les permite conectarse directamente desde la costa a la tierra con consumidores y socios de negocio a través de voz y datos. Las aplicaciones de software personalizadas se diseñaron para brindarles capacidades de navegación, clima, mercadotecnia, ventas directas, recopilación de datos y soporte técnico. Por lo tanto, los pescadores ahora cuentan con apoyo para sus actividades mediante análisis e información relevante en tiempo real. 

“Nuestro trabajo con el municipio de Santa Cruz Cabrália, ZTE, USAID, IABS y Vivo ha permitido a los pescadores y a los campesinos de estas comunidades de bajos recursos obtener acceso a información que les ayudará a mejorar sus oficios”, dijo Peggy Johnson, vicepresidenta ejecutiva de Qualcomm para las Américas y la India. “La tecnología móvil 3G está marcando la diferencia entre las personas de estas zonas, quienes de otra forma no podrían tener acceso a la información que necesitan para su seguridad y desarrollo económico”.

Además de los dispositivos que se proporcionaron, se han establecido centros de capacitación en el pueblo de Santa Cruz Cabrália y en un barco capaz de llegar y capacitar a las comunidades de pescadores más alejadas.

“Agradecemos la generosa ayuda de Qualcomm, Vivo, USAID, ZTE y el municipio de Santa Cruz Cabrália”, dijo André Macedo Brügger, presidente interino de Pesca con Redes 3G en el Instituto Ambiental Brasil Sustentable. “Este proyecto apoya a los trabajadores para que puedan modernizar sus prácticas comerciales y de sustentabilidad, y promueve el crecimiento económico de nuestras comunidades”. 

El objetivo del IABS consiste en crear los modelos y las condiciones necesarias para el desarrollo sustentable de las comunidades de pescadores locales mediante el fortalecimiento de la administración socioambiental y del desarrollo económico. El resultado de esos modelos es la integración de los conocimientos y prácticas tradicionales de los pescadores locales con las alternativas modernas, a través del uso de las aplicaciones y los servicios soportados por la tecnología 3G.

“El conocimiento y las iniciativas educativas y sociales, así como las nuevas experiencias de ventas, se pueden intensificar por medio de la conectividad móvil”, dijo Roberto Lima, presidente de Vivo. “El proyecto Pesca con Redes 3G demuestra que el acceso a las telecomunicaciones impulsa el crecimiento social y económico, especialmente en las zonas más aisladas de un país con dimensiones continentales como Brasil”.

Además de extender la cobertura —la zona urbana de Santa CruzCabrália ya cuenta con cobertura 3G de Vivo—, Vivo ha donado dispositivos y servicios de datos que se podrán utilizan en los barcos y en el laboratorio de cómputo creado en La Casa del Pescador, que es la sede de la asociación de pescadores de la región. Los pescadores obtendrán acceso en tiempo real —en tierra o en mar— a las condiciones de navegación y del clima. Asimismo, podrán utilizar voz y datos para comunicarse con sus socios de negocio y con sus clientes. Vivo es la principal compañía de servicios móviles en Brasil y recientemente anunció un proyecto para instalar sus redes 3G HSUPA en más de 2,800 ciudades de todo el país antes de que concluya el 2011. Tal y como lo demuestra el caso de éxito de Vivo en Belterra, al norte de Brasil, la compañía cuenta con una sólida agenda de apoyo para conectar a las comunidades distantes a través de una red inalámbrica que les permite comunicarse con el resto del mundo.

“Como fabricante de equipo de telecomunicaciones, entendemos la importancia de construir una sociedad sustentable”, dijo Eliandro Neves Ávila, CEO de ZTE Brasil. “La responsabilidad social corporativa es una parte importante de nuestro negocio, por lo que nos complace aportar nuestra experiencia técnica para ayudar a mejorar la vida de la gente que habita en esta zona alejada de Brasil”. 

“Las aplicaciones prácticas de la tecnología son vitales para expandir la economía en Brasil e incrementar el valor de los bienes y servicios locales”, dijo Lisa Kubiske, representante diplomática de la Embajada de Estados Unidos en Brasil. “La alianza entre Estados Unidos y Brasil se fortalecerá a través de la aplicación de tecnologías innovadoras utilizadas para promover la seguridad y sustentabilidad de la industria pesquera, así como para mejorar el nivel de vida económico de los pescadores”. 

“Me siento muy orgulloso de nuestra comunidad y me complace ver las cosas positivas que todos podemos lograr cuando trabajamos juntos”, dijo el Alcalde Jorge Pontes. “Estoy ansioso por ver los muchos beneficios que este acceso a tecnología y estos centros de capacitación brindarán a nuestra gente”.