El estado brasileño de Ceará recibirá un préstamo por US$66,5 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para que las ciudades que actúan como polos de desarrollo regionales y con población superior a 20.000 habitantes puedan mejorar su capacidad fiscal e institucional, infraestructura y ambiente de negocios.

El programa multisectorial financiará la construcción de los mercados, centros comunitarios, caminos y carreteras regionales que dan acceso a las principales ciudades, creará sistemas para la gestión de los residuos sólidos, y promoverá la renovación urbana.

El programa también incluye lo siguiente: preparar y actualizar los planes maestros de desarrollo urbano, la movilidad urbana y planes de saneamiento, modernización de la administración tributaria, y la crear capacidad para la formulación y gestión de proyectos de inversión.

Producir los planes de desarrollo para las regiones incluidas en el programa y la preparación de estudios sectoriales, así como apoyo para la simplificación del proceso de registro de empresas.

Mejorar la transparencia de la gestión municipal, incluyendo la publicación en Internet de información actualizada.

“El proyecto fue diseñado teniendo un enfoque integral que aborde las principales deficiencias importantes de estos polos de desarrollo, y de ese modo contribuir a la aplicación de la política estatal de desarrollo regional”, dijo el jefe del equipo del proyecto del BID, Huascar Eguino.

Las ciudades incluidas en el programa son Russas, Morada Nova, Limoeiro do Norte, Sobral, Forquilha, Massapê, Santana do Acaraú, Aracati, Jaguaribe, Jaguaruana y Tabuleiro do Norte.

El financiamiento del BID tiene un plazo de 20 años, un período de gracia de cinco años y una tasa de interés basada en LIBOR. Fondos de contrapartida por parte del estado asciende a US$40,1 millones. El costo total del programa es de US$106,6 millones. Este será ejecutado por la Secretaría de Estado de las Ciudades.