Santiago. Las naciones de América del Sur que invirtieron más de US$1.000 millones en energías renovables fueron Brasil, Chile y Uruguay.  

Esto lo asegura un informe del Centro de Colaboración para la Financiación de Clima y Energía Sostenible de UNEP (Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas), la Escuela de Frankfurt y "Bloomberg New Energy Finance", divulgado este lunes en Santiago.

El documento, titulado "Tendencias globales en inversión en energías renovables" incluye las inversiones en energías eólica, solar, biomasa y residuos en energía, biocombustibles, geotérmica, y pequeñas centrales hidroeléctricas en Sudamérica.

Chile aparece en el lugar número 10 entre los diez países que más invirtieron, con un crecimiento de 151% respecto de 2014, ascendiendo a US$3.400 millones. Cerca de US$2.200 millones fueron para generar energía solar.

Las otras naciones son China, Estados Unidos, Japón, Reino Unido, India, Alemania, Brasil, Sudáfrica y México.

Según el informe, la inversión global en energías renovables durante el año pasado alcanzó un nuevo récord al ascender a US$285,9 mil millones, seis veces más que lo que en 2004.

Explica que, en materia de crecimiento de la inversión en energías renovables, comparando 2015 con el año anterior, Chile es el segundo país del planeta que ha experimentado mayores niveles de crecimiento, siendo superado sólo por Sudáfrica.

Las inversiones comprometidas por las empresas chilenas e internacionales, en las concesiones otorgadas por el Ministerio de Bienes Nacionales, asciende a más de US$16 mil 870 millones.

Además, la renta anual que pagará cada empresa al Fisco chileno  por el uso de inmuebles fiscales asciende a US$17 millones 254 mil, los cuales contribuirán a financiar los programas de protección social del gobierno de la presidenta Michelle Bachelet.

Hasta ahora, en la Región de Arica y Parinacota, en el norte, se ha autorizado un total de 20 concesiones; en la Región de Tarapacá, 24; en la Región de Antofagasta, 106; en la Región de Atacama, 56; y en la del Maule, uno.

En su mayoría, se trata de proyectos fotovoltaicos, los cuales ascienden a 188, en una superficie de 35.343 hectáreas, una potencia proyectada de 6.947 MW, con una inversión estimada en más de US$13 mil 893 millones.