La petrolera Petrobras anunció el hallazgo de una nueva reserva en el océano Atlántico, en una región vecina al estado de Espírito Santo, en un yacimiento denominado Pudim.

En un comunicado divulgado en Río de Janeiro, la empresa brasileña informó que las reservas fueron detectadas en el océano Atlántico, en una región vecina al estado de Espírito Santo, en un yacimiento denominado Pudim.

Los análisis realizados en el yacimiento revelaron la presencia de reservas de crudo "de buena calidad" ubicadas a cerca de 3.550 metros de profundidad, informó la nota, según un despacho de la agencia DPA.

La petrolera brasileña es la operadora del consorcio que explota el yacimiento, con un 65% del capital del grupo, que conforman además la angloholandesa Shell (con un 20%) e Inpex Petróleo Santos -subsidiaria brasileña de la japonesa Inpex Corporation-, con un 15%.