Sao Paulo. Empresas chinas y españolas fueron las grandes ganadores en la subasta efectuada este jueves para adjudicar la construcción de líneas de transmisión en Brasil.

"La presencia de competidores nacionales e internacionales siempre es buena. A mayor número de participantes, mejor para los consumidores porque los grandes descuentos son siempre bienvenidos", dijo Edvaldo Alves de Santana, miembro del directorio del ente regulador eléctrico brasileño, Aneel, que organizó la subasta.

Un consorcio que incluye a la china Zhejiang Insigma United Engineering ganó el lote más grande en oferta, que contempla la construcción de 102 kilómetros de líneas de transmisión en el estado de Río Grande do Sul.

EL consorcio ofreció construir el proyecto a cambio de ingresos anuales por 19,98 millones de reales brasileños, lo cual equivale a un descuento de un 48% respecto del precio máximo fijado por el gobierno.

Entretanto, la española Elecnor SA se adjudicó el segundo lote más grande, que otorga el derecho de construir 295 kilómetros de líneas de transmisión en el estado de Mato Grosso do Sul. La compañía ofreció 16,63 millones de reales (US$9.847 millones), un descuento de un 50% respecto del precio máximo fijado por el gobierno.

El descuento promedio respecto del precio máximo fue de un 43,7% en la subasta de este jueves 9 de diciembre, que fue substancialmente más alto que el promedio histórico cercano al 26%, según Aneel.

No se presentaron ofertas para el proyecto más pequeño, consistente en la construcción de 50 kilómetros de líneas de transmisión en el estado de Goias, con un precio máximo de 2,73 millones de reales al año (US$1.616 millones).