El Observador de Uruguay. Las importaciones de lácteos de Brasil cayeron 32% en volumen durante 2017, con Argentina superando marginalmente a Uruguay como proveedor al mercado norteño. Según los cálculos del sitio especializado milkpoint.com.br, el año pasado las importaciones de productos lácteos fueron equivalentes a 1.280 millones de litros.

En diciembre las compras externas fueron de 76,8 millones equivalentes de litros de leche, un volumen estable respecto a noviembre, pero 47,5% menor que en igual mes de 2016.

Según las estimaciones de milkpoint.com.br, el volumen importado en 2017 representó cerca del 5,3% de la producción total formal del país. Fue un considerable retroceso respecto al pico de importaciones de 2016 –de 1.900 millones de litros–, que fue equivalente al 8,2% de la producción doméstica de ese año.

El crecimiento en la remisión de leche en Brasil, asociado al debilitamiento del consumo y la caída de los precios domésticos, fue determinante en la caída de los volúmenes importados. Asimismo, el sitio especializado remarcó el aumento en el precio medido en dólares por litro del producto importado.

En 2017 el precio medio de la importación equivalente en litros fue de US$0,44 por litro, un valor 26% mayor que los US$0,35 por litro del año anterior.

Argentina retomó el liderazgo respondiendo por el 51% del volumen comprado por Brasil, un aumento de 7,2 puntos porcentuales respecto a 2016.

De esta manera, con una caída de 32% en el volumen importado, el descenso medido en dólares fue de 14,7% llegando a un total de US$561,9 millones frente a los US$658,4 millones de 2016.

Uruguay cayó a 36,8% del total. En cuanto al origen de las importaciones, Argentina retomó el liderazgo respondiendo por el 51% del volumen comprado por Brasil, un aumento de 7,2 puntos porcentuales respecto a 2016.

Las importaciones de lácteos uruguayos representaron el 36,8% del total con un descenso de 8,8 puntos porcentuales en su participación respecto al año anterior.

Hay que tener en cuenta que por un par de semanas el Ministerio de Agricultura de Brasil suspendió las importaciones de productos lácteos uruguayos el año pasado.