Río de Janeiro. A partir del 2015 entrará en vigencia el acuerdo que firmaron los gobiernos de Brasil y Estados Unidos que permitirá la liberación total de las operaciones aéreas entre ambas naciones.

El pacto fue sellado este viernes, después de tres días de negociación, entre el Departamento de Transporte del país norteamericano y la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Ambas delegaciones también acordaron un memorando de entendimiento que establecerá, en práctica, la mayoría de los puntos del tratado que tendrá que ser ratificado por el Congreso de Brasil, según informó El Universal.

Entra los puntos que incluye este documento se considera un régimen de precios libres, que permitirá los derechos de código compartido entre las aerolíneas estadounidenses y brasileñas.

Con esto se logrará la apertura de nuevos itinerarios, al eliminar las limitaciones que hasta ahora impiden operar a las compañías del otro país en determinados aeropuertos.

Los negociadores esperan que hasta 2014 se puedan agregar 250 nuevos vuelos a las actuales 150 frecuencias semanales en las líneas entre Estados Unidos y Brasil.