Nueva York. Brasil Foods espera la aprobación de las autoridades reguladoras para su fusión en el primer semestre del 2011, dijo el presidente ejecutivo de la firma, José Antonio do Prado Fay, en una entrevista en Nueva York.

La firma brasileña de alimentos se formó a partir de la fusión de las rivales locales Sadia y Perdigão, en 2009, pero aún debe terminar de integrarse ya que sigue esperando las aprobaciones de las autoridades reguladoras locales.

La aprobación debería materializarse en el primer semestre de 2011, agregó el ejecutivo.

La naciente BRF será la mayor exportadora mundial de carne de pollo, una de las principales procesadoras globales de carne porcina, la primera empleadora privada del país con cerca de 120.000 trabajadores y el mayor abastecedor de alimentos industrializados de Brasil.

La BRF procesa anualmente 1.700 millones de aves, ocho millones de cerdos y once millones de toneladas de ración animal con actuación en 110 países y fábricas en Brasil, Holanda, Reino Unido, Rumanía y Rusia.

Se proyecta que la compañía cuente con oficinas comerciales en Alemania, Argentina, Austria, Chile, China, Emiratos Arabes Unidos, Holanda, Hungría, Reino Unido, Italia, Japón, Portugal, Rusia, Singapur, Turquía, Uruguay y Venezuela.

* Con información de Dow Jones.