Brasilia. Brasil Foods cerró un acuerdo con el Consejo de Defensa Económica (CADE), que le garantiza la aprobación de la fusión que creó la empresa, afirmó este miércoles una fuente con información sobre las negociaciones.

La fuente, citada por agencia Reuters, agregó que el acuerdo obliga a la Brasil Foods a suspender el uso de la popular marca Perdigão por algunos años, junto con la prohibición para la empresa de crear una marca que la reemplace.

Por su parte el periódico local Exame, agregó que el consenso establece la venta de todas las marcas de la firma, excepto Sadia y Perdigao Batavo - y utilización de la marca Perdigão en algunos mercados, tales como salchichas y salami, por un período de uno a cinco años.

En tanto, la marca de Batavo será suspendido por cinco años.

El acuerdo también prevé la venta de fábricas y centros de distribución.