París. Brasil habría buscado comprar aviones Rafale franceses y adquirir la tecnología para construirlos en casa a fin de exportarlos a otros países latinoamericanos para el 2030, reportó el periódico Le Monde este domingo, citando cables diplomáticos estadounidenses filtrados.

Brasil ha estado negociando con varias naciones -entre ellas Francia, Estados Unidos y Suecia- un acuerdo para adquirir aviones de combate a fin de renovar su antigua flota e impulsar la vigilancia de los activos estratégicos de la nación.

El acuerdo propuesto, que podría comprometer más de 100 aeronaves por más de US$4.000 millones, desató una feroz competencia entre fabricantes de aeronaves. Los cables filtrados por Le Monde sugirieron que París estaba en conversaciones avanzadas con Brasilia sobre una posible venta.

"No sólo ellos (Brasil) quieren comprar los Rafale, sino también producir la aeronave en su territorio e incluso ser líderes en América Latina para el 2030", dijo Le Monde, citando a un diplomático estadounidense en un cable del 2009.

Le Monde es uno de los cinco periódicos que tuvieron acceso temprano a un archivo de unos 250.000 cables diplomáticos estadounidenses que están siendo filtrados por el sitio electrónico WikiLeaks.

Los cables revelan conversaciones directas entre diplomáticos estadounidenses y Washington sobre líderes extranjeros.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, buscó tranquilizar a su par brasileño sobre el precio de las naves -US$80 millones cada una- diciéndole que Francia transferiría los códigos de la tecnología clave del Rafale a Brasil, indicó Le Monde.

Funcionarios franceses han indicado en reiteradas ocasiones que un acuerdo con Brasil estaba cerca pero que aún no había nada firmado. Dassault Aviation no estuvo disponible de inmediato para comentar el reporte de Le Monde.

En enero, un miembro del gabinete brasileño dijo que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva quería que Brasil eligiera el Rafale, pero a un precio menor del ofrecido por Francia.

La Fuerza Aérea brasileña declaró en julio que planeaba comprar 28 aviones militares de la fabricante de aviones Embraer.