Singapur. Brasil reservó el envío de al menos 350.000 toneladas de diésel desde el norte de Asia durante el mes pasado, dijeron este lunes agentes marítimos y operadores, en momentos en que ha aumentado la demanda de combustible para suplir las necesidades industriales de la mayor economía de América del Sur.

La demanda de diésel de Brasil trepó 11,2% en el 2010 a casi 850.000 barriles por día, siguiendo un robusto crecimiento del Producto Interno Bruto de 7,5%.

Su economía se ha previsto que crezca 4% este año, dijo la semana pasada el banco central de Brasil.

Los embarques desde Corea del Sur y Taiwán fueron contratados por la petrolera estatal brasileña Petrobras, y se ajustan al volumen visto en los últimos tres meses, mostraron datos de dos agentes marítimos.

El último cargamento es por 80.000 toneladas de diesel que serían cargadas el 8 de julio en la embarcación Eternity, de acuerdo a los datos.

Brasil usualmente importa su combustible desde Estados Unidos, pero con la economía aún creciendo y la ausencia de importantes adiciones de capacidad de refino hasta el 2013 como mínimo, el país necesitará importar más desde otros mercados en los próximos dos años, dijeron analistas.