Sao Paulo. Los aeropuertos de Brasil recibirán inversiones por 6.480 millones de reales (US$3.673 millones) hasta el 2014, cuando Brasil será sede del Mundial de Fútbol, dijo el miércoles el superintendente de la administradores de aeropuertos Infraero, Jonas Lopes.

Las declaraciones de Lopes fueron emitidas días después de que la infraestructura del país con miras a la Copa del Mundo fue blanco de críticas.

De ese total, cuyos recursos provendrán de Infraero (61%) y del gobierno federal (49%), 5.400 millones de reales serán invertidos en los 14 aeropuertos relacionados con las 12 ciudades sede del Mundial, dijo la empresa estatal.

"Según estudios encomendados por el Ministerio de Defensa durante la realización del Mundial, el volumen de pasajeros debería crecer alrededor de un 10% sobre el movimiento estimado para el total del año", dijo Infraero en un comunicado.

La previsión para el 2014 sin el Mundial sería de 26 millones de pasajeros, dijo Lopes durante una audiencia pública de la Comisión de Vialidad y Transportes (CVT) de la Cámara de Diputados.

En algunos aeropuertos, como los de Guarulhos, Campinas y Brasilia, Infraero prevé la instalación de módulos operacionales, que darán soporte a la atención de la demanda en esos terminales.

La situación aeroportuaria es la que más preocupa antes del certamen que será organizado en Brasil, según el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol y del comité organizador del Mundial, Ricardo Teixeira.

La semana pasada, el dirigente no supo informar sobre inversiones durante una entrevista en Sudáfrica y dijo que esa área era de responsabilidad de Infraero.

El secretario general de la FIFA, Jérome Valcke, dijo que Brasil será dividido en "cuatro regiones para garantizar que los hinchas no tengan que viajar por más de una o dos horas entre un estadio y otro".

La idea es evitar grandes viajes de las selecciones entre las 12 ciudades que van a recibir partidos del Mundial: Belo Horizonte, Brasilia, Cuiabá, Curitiba, Fortaleza, Manaos, Natal, Porto Alegre, Recife, Río de Janeiro, Salvador y Sao Paulo.

Los estadios también son motivo de preocupación para el Mundial del 2014. En la gran mayoría de los recintos aún no han comenzado ni reformas ni nuevas construcciones y el mes pasado el estadio de Morumbi fue excluido del certamen, lo que dejó a Sao Paulo sin un lugar para la disputa de los partidos.

Juegos Olimpicos. Además de las obras previas al Mundial 2014, Infraero también planea acciones con miras a los Juegos Olímpicos del 2016 en Río de Janeiro.

"Hacemos esta planificación anualmente y también tenemos inversiones previstas para después del 2014, aseguró Lopes, de acuerdo a un comunicado divulgado por el diputado Milton Monti, presidente de la CVT.

Lopes añadió que ninguna de las obras causará trastornos a los pasajeros, pues se recurrirá a terminales temporales para atender a los usuarios.