Caracas. Venezuela se ha retrasado en pagos a exportadores brasileños por segunda vez en menos de un año, afectando los ingresos de fabricantes de autobuses, de bienes industriales y a empresas de mediano tamaño, informó este miércoles el periódico local Valor Económico.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, pedirá a su homólogo de Venezuela, Hugo Chávez, en un encuentro que sostendrán este miércoles en Brasilia, que ayude a acelerar algunos de los pagos que se deben, afirmó Valor, sin mencionar fuentes.

Lula está particularmente preocupado con los retrasos en los desembolsos para pequeñas y medianas empresas y exigirá una rápida solución para el tema, agregó el diario.

En 2005, Venezuela puso en práctica controles en el tipo de cambio extranjero en virtud de los cuales individuos y empresas sólo pueden comprar moneda fuerte al Gobierno.

Clientes venezolanos han sido incapaces de pagar a Kepler Weber, un productor de granos, por sus importaciones, aseguró Valor.

Marcopolo, el mayor fabricante brasileño de chasis de autobús, también ha sido afectado por el retraso en los pagos, agregó el periódico.

Pese a que los montos debidos a las compañías no son significativos, el riesgo es que algunas de las empresas afectadas se queden sin capital de trabajo para honrar otros contratos, dijo al diario un alto diplomático brasileño.

La economía de Venezuela, la tercera mayor de Sudamérica, lucha actualmente contra tasas de inflación persistentemente altas, una recesión económica y crecientes síntomas de "síndrome holandés" debido a su dependencia en el petróleo como fuente clave de ingresos por exportaciones.

Brasil realizó exportaciones por un valor de US$778 millones a Venezuela en el primer trimestre, añadió Valor Económico.