Brasil podría dejar de ubicarse como el octavo país inversionista en Perú y convertirse en el cuarto, si se concretan los proyectos de adjudicación de concesiones en los que participan empresas de su país, en sectores de energía, infraestructura portuaria y transporte terrestre.

De acuerdo al especialista financiero de la empresa auditora Baker Tilly Perú, José Rivas, “es bastante importante la expectativa que existe por parte de los inversionistas brasileños con los proyectos a concesionar en los próximos meses, o en los que ya están involucrados”, dijo.

La inversión en los proyectos por concesionarse por sectores asciende en energía a US$746 millones, puertos a US$204.6 y transporte terrestre a US$71 millones, según el comercio.com

Concesiones eléctricas. Según el cronograma de la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) a finales de abril se dará en concesión la línea de transmisión Chilca – Marcona – Montalvo por 500 kilovatios (Kv).

Además de la de Tintaya – Socabaya (220 Kv) y el reforzamiento del Sistema Norte con un segundo circuito de transmisión entre Talara y Piura para los primeros días de junio.Según Rivas, las empresas interesadas en participar en estas concesiones son Odebrecht, Camargo y Correa, Andrade Gutierrez, Queiroz Galvao y OAS.

“Esta atracción de inversiones por Perú se explica por la estabilidad jurídica y tributaria que existe en el mercado nacional”, mencionó.