Santiago. El Gobierno brasileño afirmó que sigue en pie el plan para concluir la tercera planta nuclear del país y construir otras cuatro tras haber revisado satisfactoriamente la seguridad de las dos actualmente en operación, anunció este jueves el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao.

"Pese a los recientes episodios en Japón, Brasil mantendrá su política de expansión del programa nuclear", afirmó el ministro al participar este jueves en un seminario sobre energía en Río de Janeiro.

Lobao explicó que la seguridad de las plantas nucleares en Brasil fue revisada tras el accidente nuclear ocurrido este año en la planta japonesa de Fukushima y que los estudios demostraron que no hay peligro de un problema similar en el país.

Agregó que la seguridad de la energía nuclear en Brasil fue evaluada tanto por la estatal Eletronuclear como por la Empresa de Pesquisa Energética (EPE, un centro de investigaciones vinculado igualmente al Gobierno) por encomienda del propio Ministerio de Minas y Energía.

Según el ministro, los resultados de esos estudios garantizaron la "seguridad absoluta" de los proyectos en Brasil incluso porque el modelo de las plantas nucleares brasileñas, así como el sistema de seguridad, es diferente del de Fukushima.

El funcionario agregó que lo ocurrido en Japón "no fue un problema de la planta nuclear sino las consecuencias de un tsunami y de un terremoto".

Lobao afirmó que el Gobierno va a definir en 2012 los locales en los que serán construidas las otras cuatro plantas, aunque admitió que dos podrán estar ubicadas en el sudeste del país y otras dos en el nordeste.

Tras el accidente nuclear en Fukushima varios países decidieron revisar sus programas nucleares y diferentes sectores le pidieron al gobierno brasileño hacer lo mismo.