Sao Paulo. Una corte federal brasileña resolvió el lunes en la noche que las acerías CSN y Usiminas afectaron la competencia al acordar un aumento de precios para algunos productos siderúrgicos en 1996 y 1997, con lo que mantuvo una decisión previa de la agencia antimonopolio.

La resolución confirma la decisión que el ente adoptó en 1999, según dos comunicados separados emitidos el lunes.

La agencia, conocida como Cade, sostuvo hace 11 años que la Companhia Siderúrgica Nacional (CSN) y Usiminas, además de la rival Cosipa, formaron un cartel al acordar aumentos de precios. Cosipa es ahora una unidad de Usiminas.

Ambas firmas aún pueden apelar a la decisión, según el comunicado del Tribunal Regional Federal (TRF). En la decisión, el TRF confirmó multas de 22 millones de reales (US$12 millones) para CSN, 16 millones de reales para Usiminas y 13 millones de reales para Cosipa.

"Un exhaustivo análisis económico mostró que ninguna otra posibilidad más que la formación de un cartel podría haber generado ese aumento de precios", sostuvo el tribunal en el comunicado.

La resolución es un revés tanto para Usiminas como para CSN, en medio de planes del Gobierno para contener el aumento de los precios del acero mediante la reducción de impuestos sobre algunos productos importados.

Las acerías locales comenzaron a subir los precios del acero plano y largo después de que el costo del mineral de hierro, el principal ingrediente del acero, aumentó al doble de su valor este año.

Las firmas declinaron comentar sobre la decisión de la corte.

Analistas del banco de inversión Banif estimaron que la multa total, ajustada por inflación usando tasas de interés del mercado, sería de alrededor de 280 millones de reales (US$156 millones).

La decisión del TRF "es ciertamente negativa no sólo por el costo económico, sino también porque se produce en medio de un debate sobre una posible disminución de los aranceles de importación sobre productos de acero debido al aumento de los precios locales", afirmó Banif en un informe.