Rio de Janeiro. La petrolera estatal brasileña Petrobras mantendrá los precios de su gasolina en Brasil, pese a la volatilidad en los costos del crudo a nivel global debido a la inestabilidad en Oriente Medio, dijo este miércoles a medios brasileños el presidente de la compañía.

"No pasaremos la volatilidad de los precios internacionales a Brasil", dijo a la prensa José Sergio Gabrielli, según el periódico Valor Económico, y agregó que esperaba meses de "intensa volatilidad" en los precios de las materias primas.

La promesa será bienvenida por el gobierno brasileño, que lucha por contener la inflación, que alcanzó máximos de seis años a fines del 2010 y que probablemente dará lugar la semana del 28 de febrero a la segunda alza de la tasa de interés de este año.

Los futuros del crudo Brent alcanzaron su máximo nivel en dos años y medio de US$108,70 este lunes 21 de febrero, impulsados por interrupciones de suministros debido a una ola de protestas que se han registrado en países productores de petróleo de Oriente Medio y el Norte de Africa.