Rio de Janeiro. Petrobras, operada por el Estado brasileño, y la británica BP Plc descubrieron petróleo en aguas profundas en un yacimiento mar adentro en una nueva área de exploración en el noreste de Brasil, informó este jueves Petrobras en un comunicado al mercado de valores.

El petróleo fue descubierto en la concesión BM-CE-2 en la cuenca marina Ceara. La operación es un 60% propiedad de Petrobras y un 40% de BP, precisó el documento.

El hallazgo es uno de los primeros costa afuera en el noreste de Brasil. En el lugar, Petrobras y otras empresas están poniendo a prueba teorías de que los mismos sistemas geológicos que crearon y entramparon petróleo en la costa occidental de África están presentes en la zona nororiental brasileña.

El noreste de Brasil estuvo alguna vez conectado al África occidental antes de que poderosas fuerzas los separaran. El descubrimiento de enormes yacimientos petroleros en el sureste de Brasil, cerca de Río de Janeiro, fue influenciado en parte por hallazgos en alta mar en Angola.

Los descubrimientos cerca de Río de Janeiro a su vez han llevado a un aumento en la exploración a lo largo de la costa del África Sudoccidental.

Petrobras, que es el operador de la concesión en Ceara, dijo que encontró una columna de hidrocarburos de 290 metros de largo en el pozo con 140 metros de reservorios. El pozo fue llamado Pecem.

El petróleo fue encontrado en las estructuras sinclásticas en la formación Paracuru, a 76 kilómetros de la costa cerca de Fortaleza, Brasil, precisó Petrobras.

Hasta el momento, el pozo ha sido perforado en 2.129 metros de agua y una profundidad de 4.410 metros bajo el lecho marino. Petrobras planea extender el yacimiento a los 5.500 metros.

El pozo está siendo perforado por la plataforma flotante semisumergible Ocean Courage de Diamond Offshore Inc, que está alquilada a Petrobras por US$406.850 por día hasta febrero del 2015, según el regulador brasileño de petróleo.