El ministro de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa, se reunió este lunes con la presidenta de Petrobras, Maria Das Gracas Foster, allí se abordaron dos temas: los licuables del gas natural que se exportan a Brasil y la posibilidad de exportación de GLP boliviano.

El gobierno actualmente trabaja en la implementación de dos plantas de separación de líquidos, en Río Grande y el Gran Chaco, las cuales ingresarán en operación a partir de 2013 y 2014, respectivamente.

“Se va a analizar la oferta y demanda de lo que procura Brasil; una vez que se cuente con esta información, ellos nos harán conocer de forma oportuna su requerimiento”, explicó el ministro Sosa, según una nota de prensa publicada en el portal del ministerio.