Madrid. El Gobierno de Brasil continuará con la subasta de una de las distribuidoras eléctricas de la estatal Eletrobras planeada para el 26 de julio, mientras que retrasará las otras cinco hasta el 30 de agosto, dijo este lunes a Reuters el ministro de Planificación, Esteves Colnago.

Cepisa, el distribuidor de energía de la empresa en el estado nororiental de Piauí, ha atraído el mayor interés y se subastará según lo planificado a pesar de los recientes desafíos legales, dijo Colnago en una entrevista durante una visita a Madrid.

Hay "varios grupos" interesados ​​en Cepisa, incluidos potenciales compradores españoles, dijo Colnago, sin dar más detalles.

Centrais Eletricas Brasileiras, como se llama formalmente Eletrobras, está tratando de descargar los seis distribuidores fuertemente endeudados antes de los planes del gobierno de privatizar la compañía en general.

Las subastas tuvieron un inconveniente luego de que un juez de la Corte Suprema dictaminó en junio que todas las privatizaciones debían ser aprobadas por el Congreso a medida que avanzaba el proceso, y un tribunal inferior intervino para aplicar la decisión a Eletrobras. 

La cámara baja del Congreso dio su aprobación a principios de este mes para privatizar las distribuidoras, pero el Senado todavía tiene que votar sobre el asunto.

Inicialmente, el gobierno dijo que mantendría las subastas programadas de todos los distribuidores para el 26 de julio, ya que apeló la decisión, pero el ministro de Finanzas, Eduardo Guardia, dijo este lunes que "no hay problema" para retrasar las cuestiones legales.