Río de Janeiro. El gobierno brasileño prevé recaudar hasta 4.500 millones de reales (unos US$1.420 millones) con la próxima ronda de subastas para los derechos de exploración de campos de petróleo y gas natural en el país.

     El ministro brasileño de Minas y Energía, Fernando Coelho, dijo hoy que el país tiene un mejor escenario, con una tasa de interés más baja y una menor inflación que genera confianza en la licitación de estas cuatro áreas.

     Los cálculos del Ejecutivo son recaudar un mínimo de 3.500 millones de reales (unos US$1.120 millones) y un máximo de 4.500 millones de reales (US$1.420 millones) con las licitaciones.

La última ronda de licitaciones para explorar petróleo y gas natural en Brasil se realizó en octubre de 2015, aunque apenas se subastó el 14% de las 266 áreas que ofreció el gobierno.

     "Fueron anunciadas para este año tres subastas: una en tierra, una en el presal (capa con grandes reservas de petróleo en el Atlántico) y por último otra en el 'pos-sal'. Necesitamos estar unidos para que todas sean un gran éxito", reiteró Coelho.

     En un inicio, la licitación estaba prevista para el segundo semestre del año, aunque el ministro anunció que la intención del gobierno es realizarla en el primer semestre.

     "Necesitamos retomar las licitaciones y no queremos repetir el revés que tuvieron las últimas, ya sea porque Petrobras tenía la obligatoriedad de participar o por el momento de dificultad de la empresa o por una seria de dudas que la industria estaba enfrentando", explicó Coelho.

     La última ronda de licitaciones para explorar petróleo y gas natural en Brasil se realizó en octubre de 2015, aunque apenas se subastó el 14% de las 266 áreas que ofreció el gobierno.